Premios BiC

Laboratorios Rovi informa de que, desde el inicio del brote de Covid-19, tiene en marcha planes de contingencia para garantizar la seguridad y salud de sus trabajadores. Al mismo tiempo, aseguran haber tomado las medidas necesarias para asegurar la continuidad del negocio y el suministro en hospitales de España y Europa.

De esta manera, Rovi está llevando a cabo iniciativas alineadas con las recomendaciones de las autoridades. Entre ellas, se ha reducido al mínimo el número de procesos que se han de realizar de forma presencial en sus instalaciones. Por ello, una amplia parte de la plantilla está trabajando de forma no presencial. En aquellos casos donde no es posible el teletrabajo, como las plantas de producción, se mantiene la actividad aunque con las medidas de seguridad pertinentes. El objetivo de la empresas es asegurar que los medicamentos sean accesibles a los pacientes en un contexto de crisis sanitarias.

Teniendo en cuenta la importancia de la actividad en las plantas de fabricación, Rovi reconoce el compromiso y responsabilidad de estos empleados. Por ello, ha aprobado una prima del 20 por ciento a su salario durante el estado de alarma decretado por el Gobierno. Rovi recomienda evitar el transporte público, por lo que asumen el gasto del transporte privado y plazas de aparcamiento para aquellos empleados que lo necesiten.

Crecimiento de la compañía

A pesar de la actual situación, las ventas de Rovi en este primer trimestre han seguido las previsiones que se estimaban. Por ello, la compañía se mantiene en las previsiones de crecimiento que habían previsto para 2020, situando el crecimiento entre un cero y un 10 por ciento. Aun así, desde Rovi indican que a la espera de la evolución de la pandemia, todavía no es posible evaluar de forma precisa el impacto de la pandemia en este ejercicio. Así, estiman que el impacto negativo en la pandemia sea más evidente en el segundo trimestre del año.

Respecto a los productos de su cartera, Rovi ha emitido distintas consideraciones.

  • En primer lugar, respecto a las heparinas de bajo peso molecular indican que la OMS las ha calificado de esenciales para los pacientes hospitalizados. A pesar de ello, el descenso en el número de operaciones repercutirá en las ventas de la división.
  • En cuanto a los productos innovadores de la compañía, la mayoría se destinan a enfermedades crónicas, por lo que su consumo debería mantenerse a corto plazo. Aun así, tienen en cuenta que las medidas de confinamiento y la imposibilidad de promocionarlos, podría provocar una ralentización en las ventas.
  • A pesar de que la actividad del grupo continúe su normal funcionamiento, la productividad ha bajado por las medidas de sanitización y seguridad relativas al Covid-19.
  • Respecto a la actividad de I+D, desde Rovi destacan que se mantiene. En este sentido, no prevén que se produzcan retrasos en la aprobación de Doria en Europa o su registro en Estados Unidos. Aun así, entienden que la EMA centra sus esfuerzos en la lucha contra el Covid-19, por lo que no descartan que se produzca algún tipo de retraso.

Situación financiera

Respecto a su situación financiera, Rovi la califica de “sólida”. Así, explican que cuentan con una deuda neta de 15,9 millones de euros y un ratio de deuda neta sobre EBITDA de 0,26 veces, a cierre de 2019. Excluyendo los pasivos financieros por arrendamientos, Rovi tendría una posición de caja neta de 5,0 millones de euros a 31 de diciembre de 2019. Además, cuenta con una alta capacidad de generación de caja (54,6 millones de euros en 2019 excluyendo el capital circulante), una línea de crédito del Banco Europeo de Inversiones, dispuesta en noviembre de 2019, por importe de 40 millones de euros, y otra deuda bancaria.

Asimismo, desde el inicio de esta crisis sanitaria, Rovi ha firmado nuevas pólizas de crédito para garantizar la liquidez de la compañía. Por tanto, el Grupo contaba con una posición de caja bruta de 68,9 millones de euros, a cierre de 2019, a lo que se añaden las nuevas pólizas de crédito de las que podría disponer por importe de 45 millones de euros, lo que asciende a un total de 113,9 millones de euros, que le otorgan al Grupo una holgada liquidez para hacer frente a sus obligaciones de pago, sus vencimientos de deuda y a las necesidades adicionales de efectivo en el corto y medio plazo.

Asimismo, Rovi afirma que continúa con su proceso transformacional y el desarrollo de su plan estratégico. Por ello, afirman que a día de hoy, la crisis sanitaria no modifica los planes del grupo. Una de las prioridades del plan estratégico se centra en la expansión de su biosimilar de enoxaparina, con el que espera convertirse en un jugador de referencia en el submercado de las heparinas de bajo peso moleculas. En este sentido, Doria y Letrozol son los productos candidatos que validan su tecnología de liberación prolongada de fármacos ISM.

Actuaciones frente al coronavirus

Rovi ha anunciado que también está trabajando para aportar nuevas soluciones al contexto de crisis sanitaria actual. Así, ha realizado las gestiones necesarias para donar un millón de mascarillas quirúrgicas y 1.000 trajes de protección especial al Ministerio de Sanidad. Con esta acción, pretenden contribuir a paliar las dificultades de acceso a estos productos ayudando a la protección de los profesionales sanitarios.

Por último, Rovi desea una pronta recuperación a todos los afectados por coronavirus. Al mismo tiempo, expresa su reconocimiento a profesionales sanitarios, fuerzas de seguridad del Estado y otros profesionales que trabajan en primera línea contra este coronavirus.


Noticias relacionadas: