Premios BiC
| viernes, 30 de abril de 2010 h |

redacción

Madrid

Dos trayectorias empresariales y directivas ejemplares. Los nombres de Francisco Javier Climent y Javier Ellena son sinónimos de compromiso, respectivamente, con la oficina de farmacia y la industria farmacéutica. Esta semana reciben el Premio Fundamed-El Global a la Trayectoria Profesional que otorga el Patronato de Fundamed.

En este sentido, en lo que respecta a la oficina de farmacia, Climent ha sido durante siete años el máximo responsable del COF de Valencia, una institución de la que formó parte de su junta directiva durante otros nueve años más. Ahora, tras la reciente elección como sucesora en la presidencia de María Teresa Guardiola, el pasado mes de enero, Climent ha dejado de ser la cabeza visible de este comprometido colegio pero, en ningún caso, ha interrumpido su lucha a favor de la oficina de farmacia española, ya que se ha integrado como vocal en la nueva dirección de esta institución.

Ha sido ese compromiso constante, sobre todo con el modelo de farmacia mediterráneo, lo que hace de Climent una de las figuras más relevantes en los últimos años dentro del panorama de la farmacia española.

Por su parte, en lo que respecta a la industria, si hay un nombre dentro del sector farmacéutico español que siempre que se pronuncia es seguido por expresiones de admiración y respeto es el del ex presidente de la filial española de Lilly y ahora vicepresidente europeo de la compañía.

Han pasado más de tres décadas desde que Ellena diera sus primeros pasos en Lilly, empezando desde abajo, como los grandes líderes. Desde ahí, ascendió hasta la cúspide de la filial española, a la que ha colocado, con su trabajo al frente de su dirección durante 19 años y desde la presidencia en otros ocho años, como una de las compañías de mayor prestigio del sector. ¿Su secreto? Apoyo a la I+D, gestión y equipo.