Premios BiC

Ocaña y Olmos cierran las comparecencias en la Subcomisión del pacto sanitario

Según el PP, Economía y Sanidad confirman sus posturas contrarias en torno al SNS

| 2010-04-30T16:56:00+02:00 h |

carlos b. rodríguez

Madrid

“Como el día y la noche”. Así describió el portavoz de Sanidad del PP en el Congreso, Mario Mingo, la sesión de clausura de las comparecencias de la Subcomisión de Estudio del Pacto Sanitario. A juicio del PP, las exposiciones del secretario de Estado de Hacienda, Carlos Ocaña, y el secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos, confirmaron las “posturas contrarias” que Economía y Sanidad mantienen sobre las necesidades del SNS. Sanidad lo niega: “No hay dos visiones contradictorias”, confirmó a este periódico Martínez Olmos.

La dicotomía entre Sanidad y Economía es una ecuación difícil de resolver. Para el PP, el discurso que ofreció el secretario de Estado de Hacienda fue “decepcionante”. El Grupo Popular esperaba una aproximación a la financiación sanitaria que no se produjo. “En ningún momento contempló que el Gobierno central pudiera poner más dinero para la sanidad, en relación con el Fondo de Cohesión, que lleva congelado cinco años, u otras partidas”, señaló Mingo.

Fiel a los acuerdos del Interterritorial del 18 de marzo, cuyas conclusiones presentó ante la Subcomisión, Martínez Olmos recordó que unas de las decisiones del Pleno fue precisamente que, de decidirse que tiene que destinarse más dinero a sanidad, esa financiación debería ser finalista, algo que primero debería pasar por el Ministerio de Economía y el Consejo de Política Fiscal y Financiera. “Y eso es cosa de un pacto político”, recalcó.

El compromiso político está ahora en manos de los grupos políticos, que en dos meses presentarán un documento de conclusiones. Sanidad insta a la Subcomisión a respetar las bases del 18 de marzo, que incluyen puntos que, para su desarrollo legislativo, necesitarán del acuerdo político. La modificación de la financiación autonómica para una financiación finalista de la sanidad es uno. Otro, la modificación del Fondo de Cohesión en cuanto a finalidades y posibles cambios de cuantía.

Ahorro

El horizonte de nuevos fondos, sin embargo, se perfila de momento como poco probable. “Las dificultades de la crisis exigen que todos nos apretemos el cinturón y hacerlo requiere un ejercicio de coordinación”, dijo Ocaña, tras recordar los 20.000 millones de euros adicionales que el Gobierno ha inyectado entre 2005 (II Conferencia de Presidentes) y 2009 (nuevo sistema de financiación).

En el caso de la sanidad española, Economía considera que es “relativamente joven” en su estructura actual y que como tal “tiene mucho que aprender y que mejorar” para mantener el nivel de calidad que tiene actualmente. ¿Cómo debe hacerlo? Según el secretario de Hacienda, a través de mejoras en la gestión del gasto: centrales de compra, eficiencia e intercambio de los modelos de gestión más exitosos. No hizo referencia al copago que, según dijo, “no depende” de Economía, ni tampoco mencionó el Consejo de Política Fiscal de junio. Nada se sabe aún sobre él, aunque ninguno de los planes autonómicos de equilibrio fiscal que ya se han hecho públicos ha podido evitar los recortes en sanidad.

Más allá, Martínez Olmos anunció que en mayo se constituirá el comité anunciado el 18 de marzo, para proponer nuevas herramientas que ayuden a garantizar la sostenibilidad del sistema con medidas para 2010 y 2013.