Premios BiC

Si hay un lugar que rezuma historia, esa es la sede en Madrid de la Real Academia Nacional de Farmacia (RANF). Por ello, qué mejor que este solemne edificio para llevar a cabo un repaso a la historia de ese fundamental eslabón de la cadena del medicamento y de la Sanidad nacional como es la distribución farmacéutica.

Ese repaso al pasado, presente y futuro del sector mayorista fue el objetivo de la sesión científica “La Distribución Farmacéutica garante de la cadena del medicamento”, organizada por Cofares —otra entidad que de historia va sobrada— el pasado 27 de febrero.

Buena parte de esta radiografía a la evolución intersiglos de la distribución farmacéutica fue llevado a cabo por Jorge Poveda, director del Gabinete de Dirección del Grupo Cofares, amén de vocal de Distribución del Colegio Oficial de  Farmacéuticos de Madrid. Poveda recordó cómo la distribución farmacéutica española “siempre ha sido pionera” tanto para otros modelos farmacéuticos —puede mirarse a Francia— como para otros sectores… Y el propio país.

Un aliado del Gobierno

Por ejemplo, este experto recordó como hace décadas, en España solo existían dos ordenadores: uno en manos del Gobierno  y otro en manos de Cofares, en un ejemplo que da fé de la automatización e informatización que siempre ha reinado en el sector mayorista de medicamentos y que ahora tiene su máximo reflejo en la alta robotización de los almacenes y centros logísticos. “Incluso, durante algún proceso electoral, el propio Gobierno pedía ayuda a Cofares para el recuento de votos mediante el uso de su computador”, recordó como anécdota.

El análisis de Poveda no solo se centró en la historia ya ‘escrita’, sino también en la que está por escribir. En opinión de este experto, la misma pasa “por la especialización de la distribución farmacéutica en nuevos servicios de la mano de la oficina de farmacia”, apuntó.

¿Hacia el abastecimiento predictivo?

Y, por qué no, a la hora de vaticinar el futuro, no deben descartarse conceptos como el de “abastecimiento predictivo” y que, según detalló el vocal madrileño, permitiría, mediante el uso de la Inteligencia artificial y el Big Data, “que antes de que desde una oficina de farmacia se de a la tecla para confirmar un pedido, éste ya se esté preparando en el almacén”, resumió.

Incluso, este experto fue más allá al indicar que “se podría ya hacer a día de hoy, aunque habría y habrá problemas con la protección de datos y necesidad de cambiar otras normas”. Más visos de convertirse en realidad a corto y medio plazo tienen otras novedades como el suministro de medicamentos mediante drones o cubetas autónomas teledirigidas.

El “presente” de los desabastecimientos

Luz Lewin, directora técnica de Cofares

Hay un aspecto que forma parte del presente de las distribuidoras y de las farmacias nacionales y que no desean forme parte de su futuro es de los desabastecimientos de medicamentos. Un problema para el que también hubo tiempo de análisis en esta sesión científica. “La falta de medicamentos es una problemática tan global que hasta China, productor de APIs por excelencia, sufre desabastecimientos”, expuso desde su visión internacional Carlos Valera, consejero de Cofares y vicepresidente de la patronal europea de la distribución GIRP.

Este debate también se centró en la búsqueda de soluciones para, cuando menos, adelantarse a estas situaciones. ¿Puede ser el actual sistema de verificación con el que trabaja la cadena del medicamento una de ellas? “Desde nuestro punto de vista, la serialización no permite hacer un seguimiento efectivo y de prevención de los desabastecimientos”, apuntó Luz Lewin, directora técnica de Cofares.

Luis de Palacio (FEFE) y Luis González (COFM).

Junto a estas intervenciones, también hubo halagos desde aquellos que se benefician del buen hacer de estas entidades  — y “dueños” en la mayoría de casos de ellas—: los farmacéuticos. “Si hay algo que agradece la oficina de farmacia, es el servicio que le prestan las cooperativas: Mucha parte del éxito de nuestro modelo farmacéutico se debe a nuetsra distribución”, apuntó en su intervención Luis González, presidente del COF de Madrid.

Y Luis de Palacio, su homólogo de la patronal nacional FEFE, abogó porque “igual que evoluciona el sector de la distribución, debe hacerlo también la oficina de farmacia”.