Premios BiC

“A pesar de las dificultades, los españoles están demostrando una capacidad de resistencia digna de admiración y han hecho prueba de la solidaridad que les caracteriza”. Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea (CE), ha halagado a España en su lucha contra el Covid-19 a través de un artículo de opinión publicado en el diario El Mundo.

España es uno de los países de la Unión Europea que más se ha visto golpeado por el coronavirus, como ha recordado von der Leyen. Ha hecho referencia a las miles de pérdidas humanas y a la saturación de los hospitales y centros sanitarios. “Los médicos y el personal sanitario está haciendo turnos dobles para atender a los enfermos y hoteles reconvertidos en hospitales”, ha afirmado la presidenta de la CE. Ante esta situación “inimaginable”, von der Leyen asegura que el confinamiento decretado por el Gobierno español es “de suma importancia” para contener el virus.

Esfuerzo en todos los sectores

La presidenta de la Comisión ha puesto en valor la labor que están realizando todos los sectores frente al coronavirus en España. “Numerosos médicos retrasando su jubilación para atender a los enfermos, empresas del sector textil volcadas en la fabricación de EPIs, en la donación de miles de mascarillas y la ayuda con la logística para distribuir el material”, ha enumerado.

“También hemos visto a las Fuerzas Armadas cooperando para montar un hospital de campaña con 5.500 camas en Madrid en escasos días. Entidades financieras también han anunciado donaciones para el sector sanitario y la investigación, y líneas de crédito inmediatas para empresas con problemas de liquidez. Muchos ciudadanos se han ofrecido además para ir a hacer la compra a sus vecinos mayores”, ha añadido von der Leyen.

Además, recalca que los españoles prueban que en momentos extremadamente duros como estos, “las personas somos capaces de dar lo mejor de nosotros mismos“.

La distancia entre países es “peligrosa”

La presidenta de la CE ha resaltado que Europa también está demostrando que es capaz de estar a la altura del desafío. Sin embargo, en el principio de la crisis, “cuando tenía que responder unida” muchos solo se preocuparon de resolver sus propios problemas. “El temor nos puede cegar”, ha excusado Ursula von der Leyen.

“La distancia social entre las personas es esencial para contener el virus, pero la distancia social entre los países de nuestra Unión es peligrosa“, ha señalado. “Hoy estoy orgullosa de comprobar que Europa está demostrando que es capaz de abrirse camino a pesar de la adversidad. Cada día que pasa vemos más ejemplos de solidaridad entre europeos“.

Inversión europea frente al coronavirus

Von der Leyen ha hecho un repaso de todos los esfuerzos económicos que la UE ha puesto en marcha. Por ejemplo, ha indicado que se han unido 25 países para impulsar la compra de millones de mascarillas que España e Italia necesitan. Además, Europa está invirtiendo “millones de euros en investigación para desarrollar una vacuna“.

También se movilizarán 37.000 millones de euros en inversiones para combatir el coronavirus en Europa. Se han suspendido las normas fiscales “para que el Gobierno español tenga la flexibilidad necesaria para actuar de forma rápida y decidida en apoyo a la economía real”.

Además, la Comisión Europea acaba de anunciar una nueva iniciativa económica. Se trata de un esquema de ayudas para ayudar al mantenimiento del empleo. Aunque millones de ciudadanos no pueden ir a trabajar, sí tienen que “hacer la compra y pagar las facturas”. Las empresas continúan pagando el sueldo a sus empleados, a pesar de que muchas no están obteniendo ingresos. Por eso, Europa les dará el apoyo que necesitan, ha dicho von der Leyen.

Ya existen medidas y sistemas nacionales para ayudar a los trabajadores y empresas en momentos de dificultad, pero la crisis actual “supone una losa para los presupuestos nacionales”. Así, Europa les tenderá una mano. La UE garantizará hasta 100 mil millones de euros para los Estados miembros más afectados, empezando por España. Servirá para financiar y compensar la pérdida de ingresos de los trabajadores. Esto se hará a través de préstamos garantizados por todos los Estados miembros. Todos los países contribuirán a este instrumento, bautizado como SURE. Será un apoyo a los trabajadores y las empresas, así como un respiro para las finanzas públicas de España.