El Partido Socialista quiere ir “hacia adelante” tras las próximas elecciones generales del 23 de julio. “Estas elecciones no son una mera contienda entre partidos políticos. Lo que se decide es qué dirección toma España: si caminamos hacia adelante o damos marcha atrás”, ha aseverado el líder de la formación, Pedro Sánchez, que aspira a continuar otros cuatro años al frente del Gobierno.

Consolidar el crecimiento económico, seguir avanzando en la transición ecológica y mejorar los servicios públicos, entre los que se incluyen aquellos correspondientes al ámbito sanitario, son objetivos prioritarios para el PSOE. Así, el programa desgrana las medidas más importantes que los socialistas se comprometen a llevar a cabo en el área de la salud y la farmacia.

Propuestas farmacéuticas

Entre lo más destacado, el partido liderado por Sánchez apuesta por “mejorar el acceso a medicamentos, garantizando la equidad y sostenibilidad dentro del Sistema Nacional de Salud (SNS) mediante la creación de una autoridad independiente de evaluación de la financiación y fijación de precio de los medicamentos y productos sanitarios, adscrita al Ministerio de Sanidad”.

Asimismo, en el ámbito de la política farmacéutica, el PSOE promoverá una ley para adecuar la normativa a las necesidades y desafíos actuales y futuros, en el marco de la Estrategia Farmacéutica Europea.

Por otro lado, quieren impulsar un “ecosistema farmacéutico equilibrado“, donde el acceso a la innovación, el uso de medicamentos genéricos y biosimilares y el cuidado de medicamentos antiguos que aún retienen valor sean compatibles y complementarios, para proporcionar la mejor asistencia a los pacientes y garantizar la sostenibilidad del SNS a largo plazo.

En cuanto a los copagos farmacéuticos, se comprometen a reformar la aportación del usuario al pago de medicamentos para beneficiar a las rentas menores de 18.000 euros, y a mantener la gratuidad para grupos vulnerables. En este sentido, la formación quiere priorizar la aprobación de la Ley de Equidad, con el objetivo de “ampliar el acceso universal al SNS, recuperar la cartera común de servicios del SNS, y establecer las garantías necesarias para que no puedan introducirse nuevos copagos sanitarios”.

El programa también hace mención a la farmacia rural: “Apoyaremos a la farmacia rural como establecimiento básico en el medio rural de nuestro país, con especial atención a aquellas que prestan sus servicios en las zonas menos habitadas”, exponen en el texto. Y también en materia farmacéutica, el PSOE promoverá el uso terapéutico del cannabis, “desarrollando un sistema de atención farmacológica que permita el acceso terapéutico a cannabinoides a los pacientes con patologías que así lo indiquen”.

Propuestas sanitarias

El Partido Socialista quiere abordar de forma urgente y prioritaria el cáncer, por lo que varias medidas sanitarias se enfocan en esta enfermedad. Así, apuntan a completar la implementación de la cartera de diagnóstico genómico de manera equitativa en todo el SNS y, “de manera prioritaria, impulsaremos el diagnóstico genómico y la identificación de biomarcadores para pacientes con cáncer“.

Del mismo modo, pretenden desarrollar el recién aprobado Derecho al Olvido Oncológico, “para que los pacientes oncológicos no sean discriminados a la hora de contratar productos y servicios”. Y, respecto a los programas de cribados de cáncer, quieren avanzar en la optimización de aquellos ya implantados, ” ampliando progresivamente las poblaciones destinatarias en algunos de ellos, como el del cáncer de mama”. También extenderán los programas de cribado a otros tipos de cánceres (cáncer de pulmón, de próstata y, en determinadas circunstancias, el gástrico) tras su estudio para la inclusión en la cartera del SNS.

Por otro lado, la digitalización de la historia clínica se hace hueco en las propuestas socialistas: “Conseguiremos que cualquier paciente pueda tener acceso a su historia clínica con independencia del territorio en el que se encuentre”, señalan. Además, apuntan a avanzar en la receta electrónica interoperable a nivel europeo.

La salud mental también es algo que los socialistas quieren abordar de forma prioritaria. En este sentido, hablan de un Pacto por la Salud Mental, por el que establecerán garantías de tiempo máximo de espera en la asistencia la salud mental que incluya un máximo de 15 días para menores de 21 años, o facilitarán la atención psicológica a las personas enfermas de cáncer y a las personas con enfermedades raras o poco frecuentes desde el diagnóstico, e impulsarán protocolos de derivación temprana en el SNS, entre otras acciones.

Precisamente, la salud mental es un aspecto importante del programa sanitario del PSOE que se incluirá en forma de prestaciones en la cartera del SNS. “Vamos a aprobar una ampliación de la cartera del SNS para reforzar los servicios públicos de odontología, de fisioterapia, de oftalmología, de psiquiatría y de psicología clínica“, ha aseverado Sánchez.

Finalmente, el PSOE hace referencia a medidas de salud pública, un ámbito que ha cobrado gran interés e importancia, especialmente tras la pandemia de COVID-19. En este contexto, aprobará un Plan Estatal de Preparación y Respuesta frente a amenazas para la salud pública que nos permita estar mejor preparados ante futuras crisis sanitarias. La formación también continuará impulsando la creación de la Agencia Estatal de Salud Pública, “que concentrará los recursos técnicos y científicos y las capacidades del Estado para identificar, evaluar y monitorear los riesgos para la salud pública”.

Una apuesta “verde”

El PSOE apuesta por convertir la transición verde en “una fuente de oportunidades y de cohesión social para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos”. Así, pretende seguir avanzando en la transición ecológica que “proteja el medioambiente, mejore la calidad de vida de las personas, proteja el medio rural y cree oportunidades en todos los territorios de nuestro país”.

La formación marca varias prioridades en este ámbito. Entre ellas, seguir apostando por las energías renovables o adaptar las ciudades para que sean más resistentes al cambio climático, bajo altas temperaturas, poniendo en marcha un plan nacional que “ayude a los municipios a ampliar sus zonas verdes, puntos de agua, etc.”.

Para lograr todo esto, Sánchez ha confirmado que, en caso de alzarse de nuevo con la presidencia, Teresa Ribera continuará al frente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para “hacer que esa transición verde sea lo más beneficiosa y justa posible“.

Entre sus propuestas, se encuentran la de impulsar una política industrial verde para la fabricación de bienes de equipo, de la cadena de valor y servicios asociados a las energías renovables, así como la descarbonización de otros sectores industriales y la reindustrialización ligada a las demandas de la nueva economía; y la apuesta por la investigación, con mayor rendimiento en el desarrollo de nuevos materiales innovadores clave para la transición energética, así como para la reducción, reutilización y reciclaje.

En este contexto, el líder del PSOE ha mencionado que, en los últimos años, se han reducido las emisiones de gases de efecto invernadero en un 14 por ciento, han aumentado en un 50 por ciento la potencia instalada de energías renovables y han aumentado en un 33 por ciento la superficie natural protegida de España. “Esto nos ha permitido crear nuevas empresas, atraer inversiones, crear nuevos empleos…”, ha indicado.

En este sentido, el líder socialista ha remarcado que, durante la presente legislatura han creado “un modelo basado en la innovación y en el empleo de calidad”, y han “modernizado el tejido productivo gracias al uso de los fondos europeos”. Ahora, se comprometen a “lograr un acuerdo social por el pleno empleo en España”.

Una legislatura en clave sanitaria

“Creemos que el Estado del Bienestar es la forma más justa, pero también la más eficiente, de proveer servicios de calidad a la ciudadanía y construir una sociedad próspera y cohesionado”, ha expuesto Pedro Sánchez. Así, “los y las socialistas defendemos una sanidad pública, de cobertura universal y de calidad, que garantice el acceso a las prestaciones sanitarias a toda la ciudadanía, en todo el territorio de nuestro país con equidad”, afirman en el texto de su programa.

Precisamente, el presidente del Gobierno ha señalado que durante los cuatro años de la actual legislatura, su partido ha “duplicado la inversión pública” en educación o en sanidad. “Hemos aumentado exponencialmente la inversión en la política de Sanidad, alcanzando en el año 2021 el 7,3 por ciento del PIB, un 1,4 por ciento más que en el año 2018”, exponen.

Entre las medidas sanitarias más destacadas que ha adoptado el PSOE en la presente legislatura, se encuentran:

  • La aprobación de la Estrategia de Salud Pública.
  • La eliminación del copago farmacéutico a 6,8 millones de personas.
  • La aprobación de la Ley de la Eutanasia.
  • La elaboración y aprobación de un Plan de Acción de Atención Primaria y Comunitaria.
  • La actualización de la Estrategia de Salud Mental del SNS, la aprobación del Plan de Acción de Salud Mental y la aprobación del Plan de Mejora de las Infraestructuras en Salud Mental Comunitaria.
  • La actualización de la Estrategia Nacional en Cáncer.
  • La aprobación de la Estrategia de Salud Digital del SNS, la puesta en marcha del PERTE de Salud de Vanguardia.
  • La apuesta por la mejora de la capacidad diagnóstica y de innovación del SNS, a través del Plan INVEAT con 795 millones de euros para renovar y/o ampliar equipamientos de alta tecnología en hospitales públicos.
  • El impulso a la Medicina de Precisión, a través de una inversión de 100 millones de euros.
  • La Adenda al Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, 70 millones de euros de los fondos europeos para la mejora de la atención sanitaria a pacientes con enfermedades raras y ELA.
  • La aprobación de la Estrategia de Salud Cardiovascular.

También te puede interesar…