Coordinar y organizar las medidas de actuación colectiva ante amenazas para la salud es uno de los objetivos de la Autoridad Europea de Preparación y Respuestas ante Emergencias Sanitarias (HERA), impulsada por la Comisión Europea. Sin embargo, los límites transfronterizos establecidos en el reglamento han suscitado cambios por parte de los eurodiputados, que han manifestado su preocupación durante la última Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria (ENVI) del Parlamento Europeo.

En este sentido, los responsables políticos han presentado una serie de enmiendas específicas adicionales para garantizar la coherencia entre la Comisión Europea y la propia HERA.

El texto modificado ha sido aprobado por 479 votos a favor, 71 en contra y 15 abstenciones. Ahora, tras la actualización, los eurodiputados esperan llegar a un acuerdo lo antes posible.

Transversalidad de actuación

La Comisión ENVI ha decidido modificar algunas líneas del documento que afectan principalmente a la transparencia, la cooperación y la revisión en profundidad de las operaciones.

Una de las enmiendas solicita referir las estrategias de prevención y promoción de la salud a todas las políticas sectoriales, incluyendo fiscal, comercial, económico, agropecuario ambiental, educativa, habitacional, cultural y de asistencia social.

Los eurodiputados defienden así consolidar ‘La salud de todas las políticas’ como un principio de todos los ámbitos.

“La Unión debería apoyar a los Estados miembros en la reducción de desigualdades en la salud, para lograr la cobertura de la salud universal”

Texto ‘Graves amenazas transfronterizas para la salud’ modificado

Por otro lado, los eurodiputados exigen una mayor claridad en todas las inversiones públicas en investigación, desarrollo, fabricación, producción, adquisiciones, almacenamiento, suministro y distribución de contramedidas médicas.

Los eurodiputados defienden que la Comisión Europea ponga a disposición del público de manera oportuna los contratos y acuerdos que se hayan establecido.

Cooperación entre organismos

Con el fin de facilitar la prevención, la preparación y la respuesta ante las amenazas para la salud, incluidas las amenazas zoonóticas, los eurodiputados piden no duplicar esfuerzos y exigen una cooperación “estrecha” entre el Comité de Seguridad Sanitaria y el Consejo de HERA, el Consejo de Crisis Sanitaria y otras agencias y órganos de la Unión.

En esta línea, proponen que un representante del Parlamento Europeo “debería ser un miembro activo del ‘Health Crisis Board’”.

Asimismo, defienden la cooperación entre los propio Estados miembro y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Por último, todas las actuaciones que desarrolle el organismo HERA deben revisarse en profundidad cada dos años. Este control entiende desde la estructura, la gobernanza, la financiación y recursos humanos o, incluso, la posibilidad de convertir HERA en una agencia independiente.

El Parlamento solicita que las revisiones vayan acompañadas, en su caso, de una propuesta legislativa, respetando plenamente el papel del Parlamento Europeo como colegislador.


Noticias relacionadas: