Monitorización remota

El Ministerio de Sanidad está trabajando ya en la regulación de precios de algunos productos, como las mascarillas. Y lo está haciendo “con celeridad máxima, pero también con prudencia”, según ha confirmado el ministro de Sanidad, Salvador Illa, en su cuarta comparecencia ante la Comisión de Sanidad —la tercera para informar monográficamente sobre la evolución del Covid-19—.

La diputada popular Concepción Gamarra, junto a Ana Pastor, durante la cuarta comparecencia de Salvador Illa ante la Comisión de Sanidad del Congreso.

Haciendo suyos los argumentos de la Farmacia en relación a las mascarillas, la diputada popular Concepción Gamarra lanzó al ministro cuatro propuestas. “Apóyese en la farmacia comunitaria, tiene más de 22.000 que le ofrecen hacerlo de manera gratuita. Apoye el abastecimiento a las farmacias y no se empeñe en requisarles material. Intervenga los precios. Reduzca el IVA a un tipo del 10 o del 4 por ciento para estos productos que van a ser de primera necesidad”, dijo.

El ministro no respondió a las dos primera si bien negó que se esté requisando material, tomó nota de la última —también el grupo republicano pidió tocar el IVA—y confirmó la tercera. Para explicar la “prudencia” de Sanidad al respecto de la regulación de precios, Illa recordó que a día de hoy aún no hay capacidad de fabricación nacional suficiente, de manera que si España quiere asegurar el suministro de productos que a día de hoy deben ser importados es preciso ser “muy cuidadosos con la regulación de precios”.

Una reincorporación correcta

La cuarta comparecencia del ministro ha evidenciado el progresivo distanciamiento con los grupos, que siguen reclamando al Ministerio material, información y anticipación. Los desencuentros se evidencian en varias áreas clave, como el estudio de seroprevalencia, que sigue en la fase de trabajos técnicos.

Una de las mayores desavenencias en esta cuarta comparecencia giró en torno a la decisión aplicada estos días 12 y 13 de abril de devolver a la actividad a los sectores no esenciales. Según Illa, se ha llevado a cabo “con corrección”.

Además, el ministro recalcó el por qué de insistir en recomendar el uso de mascarillas higiénicas en caso de que no sea posible llevar a cabo las prácticas de distanciamiento e higiene recomendadas. Ante las críticas generales que acusan a Sanidad de cambiar de criterio, Illa respondió: “Hay muchas cosas que no sabemos de este virus. Y los científicos de todo el mundo están trabajando contrarreloj mundo para conocerlas (…) Hay cambios de criterio, pero no de España, sino del ECDC; no de España, sino de la OMS”, dijo.

La letalidad en España

La petición de la oposición de datos más rigurosos parte del número de profesionales infectados y del número de muertes… El mayor número por millón de habitantes. Frente a estas críticas, Illa aseguró que España cumple con una definición de caso estricta en línea con las organizaciones internacionales y puso en relación las cifras de España con las de otros países.

En estos momentos, la letalidad del virus en nuestro país es del 10,35 por ciento. Una letalidad “alta”, reconoció el ministro. Es cierto que en Alemania es del 2,55 por ciento, pero en Italia es del 13 por ciento; de más del 16 por ciento en Francia; del 13,07 por ciento en Reino Unido; del 13,22 por ciento en Bélgica o del  11 por ciento en Países Bajos.

En todo caso, la letalidad en España bajará, previsiblemente, si se llevan a cabo más test, como ha empezado a ocurrir. Sanidad confirma que desde el inicio de la crisis y hasta el 13 de abril, la cifra de PCR realizados en España es de 930.230. En tres semanas se ha pasado de realizar 20.000 PCR diarios a una cifra estimada entre los 40.000 y los 47.000 diarios.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, asegura que Sanidad trabaja ya “con celeridad y con cautela” en la regulación de precios de productos como las mascarillas.

La cifra sigue siendo insuficiente, según la oposición, que pide que se informe con mayor precisión y que se agilicen las compras y los procesos de validación de centros por parte del Instituto Carlos III. Sanidad aseguró que ya ha pedido a las comunidades autónomas que faciliten en lo posible información diaria de los PCR practicados y dijo que el Gobierno trabajar en varias  direcciones para aumentar todavía más la cantidad.  El objetivo del Ministerio es llegar a una cantidad diaria de 50.000 PCR. “Esto lleva tiempo. Honestamente, creo que estamos avanzando”, comentó.

Actualización de material

En total, el número de piezas adquiridas y distribuidas desde 10 de marzo hasta 15 de abril supera los 94 millones de unidades. En concreto, se han repartido:

  • 46,5 millones de mascarillas
  • 26,6 guantes de nitrilo
  • Más de 190.000 gafas de protección
  • 287.500 batas desechables
  • 294.400 buzos
  • 262.300 unidades de solución hidoalcohólica
  • 557.300 unidades de complementos
  • Además, 15,7 millones mascarillas han sido entregadas a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y a otras organizaciones
Minuto de silencio al comienzo de la cuarta comparecencia de Salvador Illa ante la Comisión de Sanidad del Congreso.

En el apartado para aumentar la capacidad de fabricación nacional, Illa destacó que “se han producido avances” en proyectos para confeccionar 60 millones de mascarillas y otros elementos de protección. Asimismo, recordó que  el autoabastecimiento de equipos de ventilación mecánica está asegurado.

Paralelamente, el Gobierno seguirá atento para acompañar proyectos innovadores de investigación en este ámbito. Ya están en marcha distintas investigaciones clínicas. En total, la Aemps ya ha autorizado cinco en prototipos de ventiladores.

Reconocimiento a la industria farmacéutica

Illa recordó además que “no hay problema de desabastecimiento de medicamentos”. Si bien reconoce que hubo “un fin de semana complicado”, el ministro agradeció la colaboración con la industria farmacéutica, que viene facilitando información diaria y puntual sobre la situación del mercado y que ha reorientado su producción para reforzar unas líneas frente a otras.

También te puede interesar…