Premios BiC 2020

El ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha apoyado la puesta en marcha de un nuevo Espacio Europeo de Investigación e Innovación (EEII). El ministro considera que favorece la carrera del personal investigador y, en particular, de los jóvenes investigadores. Además, señala que es una apuesta por reforzar la cooperación entre los Estados miembro, a través de agendas estratégicas conjuntas en ámbitos concretos donde la investigación y la innovación son elementos esenciales para su desarrollo.

Si bien el EEII se creó en el año 2000, la Comisión Europea ha decidido, 20 años después, revisarlo. La intención es impulsar la libre circulación de los investigadores, el conocimiento científico y la innovación, y promover una industria europea más competitiva. El ministro mostró su apoyo a este nuevo EEII durante la Conferencia Ministerial organizada por la Presidencia alemana del Consejo de la UE el pasado 20 de octubre. En ella participaron todos los ministros de Ciencia de la UE.

Visión de futuro

Durante el encuentro, se habló sobre el futuro de este espacio común para la investigación y la innovación. Duque trasladó el pleno respaldo del Gobierno de España a reforzar la carrera investigadora, desde el convencimiento de que Europa debe hacer un esfuerzo por retener y atraer el talento. La Comisión, en su comunicación sobre el nuevo EEII, fijó este y otros objetivos, como incentivar a los investigadores a seguir una carrera fuera del ámbito académico. También propuso poner en marcha a finales de 2024, en colaboración con los Estados miembro y las organizaciones de investigación, un conjunto de herramientas de apoyo a las carreras de los investigadores.

Duque destacó el compromiso de colaborar estrechamente en dichos objetivos con la próxima Presidencia portuguesa del Consejo. De hecho, explicó que España ya a iniciado un proceso de reformas estructurales para dotar de más estabilidad a la carrera científica, a través de la introducción de la figura del ‘tenure track’, y para mejorar la capacidad de retener y atraer talento.

Por lo que se refiere a la cooperación y la colaboración entre los Estados miembro de la UE, Duque abogó por la puesta en marcha conjunta de agendas estratégicas de investigación e innovación. En este sentido, explicó que la Estrategia Española de Ciencia, Tecnología e Innovación 2021-2027 que ya ha presentado el Gobierno incorpora este objetivo y se compromete a co-impulsar iniciativas conjuntas a nivel europeo.

Excelencia, investigación e igualdad

Además, España comparte la necesidad de que el EEII priorice la excelencia y la investigación para garantizar el máximo impacto en la sociedad y en la economía, como sostiene la actual Presidencia alemana del Consejo de la UE. El ministro defendió que la investigación fundamental y en la frontera del conocimiento es la base para el desarrollo de futuras tecnologías de ruptura. Y añadió que se deben apoyar las políticas de transferencia y el fortalecimiento de las pequeñas y medianas empresas innovadoras.

Duque también subrayó la importancia que el nuevo EEII otorga a la igualdad de género y a la incorporación de la perspectiva de género en la investigación. “Estamos orgullosos de situarnos entre los países más activos en esta área, ya que debemos aprovechar todo el talento”, destacó.

Libertad de investigación científicca

La Conferencia Ministerial también trató la iniciativa de la Presidencia alemana en favor de la libertad de investigación científica. La sesión culminó con la firma de la denominada ‘Declaración de Bonn‘.

La ‘Declaración de Bonn’ sitúa a la libertad de investigación científica como un valor fundamental del Espacio Europeo de Investigación, así como un elemento rector en la cooperación científica internacional. El objetivo es que su firma marque el inicio de un diálogo entre gobiernos, ciencia y sociedad para fortalecer la investigación científica en beneficio de la sociedad.

El ministro Duque resaltó que la libertad en la Ciencia fortalece la investigación científica europea y es uno de los valores comunes que deberían compartir con otros aliados internacionales. En este contexto, España propuso la creación de un Observatorio Europeo sobre la Libertad de Investigación Científica, que pueda hacer seguimiento de las diferentes prácticas y comportamientos y pueda investigar las reclamaciones de los científicos, ya sean desde dentro de la UE o desde países con los que se coopere.

Además de los 27, participaron en el debate sobre la libertad de investigación científica países socios de otras regiones, como Australia, Brasil, Japón, Canadá, Islandia, Israel, Liechtenstein, Namibia, Noruega, Nueva Zelanda, República de Níger, Singapur, Corea del Sur, Suiza, Reino Unido y Estados Unidos, así como a la Unión Africana.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…