Premios BiC

“Una de las señas de este gobierno es la igualdad“. Ya lo dijo el ministro de Ciencia, Pedro Duque, y lo ha vuelto a repetir la ministra de Igualdad, Irene Montero en su comparecencia en el Congreso. Acabar con la desigualdad entre hombres y mujeres es una prioridad de nuevo Gobierno y Montero ha anunciado las líneas rojas que impulsará su Departamento este año. Una de ellas será desarrollar un Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades. Tal y como ha recordado, España no cuenta con uno desde 2016. “La administración debe dar ejemplo”. Tras ello, Montero ha adelantado que pedirá a la industria que “también” haga sus deberes.

Para impulsar estas acciones el Ministerio de Igualdad trabajará estrechamente con Trabajo. “Existe la voluntad de llevar a cabo el desarrollo normativo, incluyendo un registro salarial y un registro de planes de igualdad”.

Instituto de la Mujer

Precisamente, el impulso de los planes de igualdad “es una conquista histórica” de cualquier Gobierno, ha precisado. Para impulsarlos, ha dicho, “acompañaremos a las empresas en la formación y la capacitación“. El organismo que el ministerio quiere potenciar y que respaldará estas acciones es el Instituto de la Mujer.

Las cifras

“El feminismo es un aliado”. Para Irene Montero, los datos avanzan que la realidad laboral supone un desafío en materia de igualdad. “La brecha salarial es del 22 por ciento“, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística. Además es necesario impulsar un cambio social. “Nueve de cada diez solicitudes de excedencia corresponden a mujeres“. La ministra también ha destacado los datos de la Organización Internacional del Trabajo que advierten del incremento en “la penalización en el empleo que provoca la maternidad”.

Irene Montero, ministra de Igualdad

Además de que el techo de cristal es un objetivo del Gobierno, “mas grave aún es el suele pegajoso” por el que atraviesan la mayoría de las trabajadoras españolas. “La encuesta del INE dice que el 18,8 por ciento tuvo ingresos iguales o menores al salario mínimo interprofesional de 2017“. Para Montero, “la pobreza y la precariedad tiene rostro de mujer”, ha lamentado.

Con todo, la ministra de Igualdad está convencida de que todos estos datos muestran una masculinización de la recuperación económica y una femenización de la pobreza. “Para que esto no se extienda, necesitamos firmes políticas de igualdad”.

Carreras STEN

Otra de las líneas que Igualdad quiere respaldar es la brecha de género en las carreras STEN. “Esto augura desigualdad en los trabajos del futuro. Por cada 1.000 personas, hay 13,1 por ciento de graduadas en ciencia entre 20 y 29 años, frente al 30,4 por ciento de los hombres. Los datos hablan por sí solos”. En este sentido, el departamento de Montero, a través del Instituto de la Mujer, fomentará la formación en ciencia entre niñas y jóvenes para dar cumplimiento a la Agenda 2030.

El objetivo es caminar hacia una transición feminista que apueste por la igualdad retributiva, la educación, etcétera. “Nuestra acción de Gobierno se orienta a una igualdad plena. Un país feminista es un país mejor”.