“La contratación pública sanitaria no puede ni debe convertirse en una barrera, sino en un instrumento para garantizar la salud pública y los mejores resultados en salud”. Esta ha sido la carta de presentación esgrimida por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin), en palabras de su presidente, Jorge Huertas, en la puesta de largo de una guía para la optimización de la adquisición de tecnología sanitaria en España. El documento pretende, tomando el consenso y el diálogo como base, que administración e industria puedan explotar todo el potencial disponible en este campo.

Con el diseño de esta hoja de ruta, se ha conseguido homogeneizar aspectos prácticos que forman parte del día a día de los procesos de compra en el sector. Todo ello con el objetivo de dotar de mayor especificidad a una Ley de Contratos del Sector Público que no es contempla en el ámbito sanitario.

A este respecto, la necesidad de contar con un marco normativo especifico, como sucede en otros sectores de actividad, ha sido uno de los mantras más señalado tanto desde la propia patronal como por los gestores expertos implicados y participantes en las mesas celebradas.

Conseguir una cultura de colaboración en pro de la calidad, eficiencia y transparencia que necesitan estos procesos, uno de los mensajes subyacentes del encuentro entre Administraciones e industria.

Más allá de esta cuestión, Huertas ha defendido que apostar por modelos de compra pública eficientes basados en el valor “es la mejor garantía para que el sistema cuente con tecnología de calidad”. “No debemos olvidar que en el ámbito sanitario la compra pública debe fundamentalmente atender la idea del valor generado para el paciente y facilitar, por supuesto, la introducción de la tecnología”, ha suscrito Susana Álvarez, subdirectora general de Contratación del Servicio Madrileño de Salud (Sermas).

La responsable ha aprovechad así la cita para anunciar que la el Gobierno regional dará dar “un impulso estratégico importante en este campo” desarrollando la Agencia de Contratación Sanitaria. “Nos permitirá avanzar en la línea iniciada y consolidar la compra centralizada”, ha destacado Álvarez.

Indexación de contratos, adjudicación y plazos de entrega

La presentación de una guía con voluntad de convertirse en herramienta de referencia en los hospitales ha servido de percha para la exposición de la problemática latente en todo el proceso analizado; también de un análisis de perspectiva presente y futuro en una parcela con margen de mejora cuyas brechas se han expuesto a lo largo de la jornada con la voluntad de cerrar distancia hacia un mejor horizonte.

Así, los expertos han coincidido en que unas de las claves en la contratación pública sanitaria es que la industria y la Administración estén alineados en el análisis de la situación y búsqueda de soluciones, y que se realice un cambio legislativo para poder indexar los contratos.

Además, se ha puesto a debate la necesidad de lograr que el precio no sea variable decisiva en el aporte de innovación en las adjudicaciones, así como de establecer plazos de entrega razonables en los que exista un mayor grado de comunicación entre los agentes si surgen problemas en la entrega, ya sea por problemas logísticos o derivados de la crisis de suministros, para buscar soluciones.


También te puede interesar…