La Comunidad de Madrid —la región con mayores incrementos actuales de positivos por COVID-19—ya ha pedido oficialmente al Gobierno que le facilite personal del Ejército que ejerzan la labor de rastreadores de posibles casos positivos entre la población. Así lo ha confirmado la ministra de Defensa, Margarita Robles, en la comparecencia posterior a la reunión del Comité de Seguimiento del coronavirus celebrada este 28 de agosto y presidida por Pedro Sánchez.

De forma previa a Madrid, un total de cuatro CC.AA, además de la ciudad autónoma de Melilla, habían pedido disponer de estos rastreadores del Ejército: Castilla y León, Comunidad Valenciana, Murcia y Cantabria. Al igual que Madrid, también Galicia ha presentado recientemente la solicitud.

Cabe recordar que el Gobierno ha puesto a disposición de las comunidades una plantilla de 2.000 rastreadores de las fuerzas y seguridad del Estado para avanzar en el control de la epidemia. La ministra de Defensa ha concretado que todos ellos tienen formación sanitaria y “están perfectamente preparados para realizar estas labores de rastreo”. “Lo harán con la máxima eficacia”, ha añadido.