Premios BiC 2020

La Comisión de Sanidad ha albergado el primer debate parlamentario sobre el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2021 en lo que atañe al ramo. Unas cuentas públicas marcadas por su carácter excepcional debido a la pandemia de COVID-19, algo que también se ha dejado notar en las intervenciones de los diputados en la cámara a la hora de exponer su postura ante las mismas. En todas ellas se ha hecho hincapié tras la intervención inicial la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, quien ha recuperado una exposición de las partidas dedicadas a políticas sanitarias del Gobierno.

De esta manera, la mayor parte de fuerzas políticas intervinientes se ha felicitado por el importante aumento presupuestario que recibirá el primer nivel asistencial. Y es que la atención primaria es una de las grandes beneficiadas por los fondos REACT-EU, aunque todavía tiene en su debe apuntar a acciones concretas. “Es esencial para cualquier sistema sanitario que tiene que enfrentarse a las amenazas, así como a posibles nuevas epidemias”, ha apuntado Guillermo Díaz, portavoz de Sanidad de Ciudadanos.

No obstante, los fondos europeos han estado en el centro de la discusión parlamentaria. Una inversión extraordinaria de la que depende en gran medida la fuerza nacional frente a la pandemia. “Nuestra preocupación es que se incurra en un gasto corriente excesivo para cuando no haya estos fondos”, ha señalado Díaz. Una inquietud compartida por su homónima del Grupo Popular, que ha apuntado a que su dependencia podría comprometer el gasto sanitario futuro.

Precisamente, Elvira Velasco ha apuntado a la desconfianza en el actual equipo ministerial de colectivos profesionales y sociedades científicas. Según ha indicado, estos pedían un esfuerzo aún mayor que el de los 7.330 millones de euros que se dedicarán a abordar la situación del Sistema Nacional de Salud (SNS).

Por su parte, el grupo parlamentario VOX ha centrado su crítica a una realización de los PGE 2021 en Sanidad en base a un escenario excesivamente optimista de la COVID-19. “Deberían haber atendido al detalle de lo que más importa: diagnóstico precoz, detección de contactos, rastreo  y prevención”, ha reflejado Juan Luis Steegmann. Asimismo, el portavoz sanitario ha calificado a estos mismos presupuestos de “irresponsables, ya que se basan en unos ingresos que no son creíbles”.

Principales reclamaciones

De parte de Ciudadanos, Díaz ha explicado que su formación echa en falta la puesta en marcha la Red de Vigilancia de Salud Pública dentro de los PGE. Asimismo, ha apuntado a que los mismos no contienen una referencia a un mayor esfuerzo en materia de cribados y rastreo. “Creemos que debe ser objeto de un impulso concreto”, ha indicado. En este sentido, ha destacado la ausencia de los farmacéuticos como colectivo sanitario capaz de realizar estos cribados y participar en labores de rastreo.

En última instancia, Díaz ha hecho mención a la necesaria modernización tecnológica en clave COVID-19. “He visto quejas de los epidemiólogos sobre la dificultad para un tratamiento uniforme de los datos: hemos andado con PDF en la era del Big Data”, ha destacado.

Comisión de Sanidad en el Congreso de los Diputados.

En el argumentario popular, Velasco ha incidido en algunos temas que en su opinión precisan de una mención específica dentro de las cuentas pública de Sanidad. Entre ellas, ha aludido a las medidas concretas previstas en materia de medicina personalizada, sobre los CAR-T, así como a planes concretos en coordinación con el Ministerio de Ciencia. Además, también ha reivindicado que los tratamientos frente la COVID-19, como el remdesivir, tengan también una partida propia.

Finalmente, Steegmann ha planteado el rechazo de plano de VOX a la PGE en materia de Sanidad, apuntando a una enmienda a la totalidad por parte de la formación. “el presupuesto está desenfocado. Se han hecho con una visión optimista, ni las mascarillas ni los test diagnósticos están mencionados”, ha subrayado. Precisamente, la reducción del IVA de las primeras ha sido una de los grandes consensos en cuanto a reclamaciones parlamentarias se refiere.

UP y Grupo Socialista

Unidas Podemos, en boca de su portavoz, Rosa Medel, ha puesto el poco en la partida destinada a la Estrategia de Salud Mental. “Se van a invertir 2,5 millones, si no me equivoco. Creemos que es un dinero insuficiente para un apartado que siempre ha estado abandonado”, ha indicado. No obstante, la formación morada ha asegurado sentirse muy satisfecha con los PGE, contemplados como un inversión social y en búsqueda de un reforzamiento del SNS a largo plazo.

Por su parte, Ana Prieto ha solicitado el apoyo a las medidas previstas por las cuentas públicas del grueso de grupos parlamentarios. En este sentido, la portavoz socialista ha querido instar de manera especial al Partido Popular a “arrimar el hombro”. “Los consensos en este momento se convierten en imprescindibles, estoy convencida que así lo ve la ciudadanía”, ha subrayado.

Además, la diputada ha querido valorar que estos PGE recogen acuerdos alcanzado en el seno de la Comisión de Reconstrucción, como una reserva estratégica de medicamentos o la creación del Centro Estatal de Salud Pública.

Desglose en RR.HH

Como parte de los objetivos de Ordenación Profesional, al comienzo de la sesión Calzón ha precisado las partidas públicas destinadas a reforzar la formación continuada, en la que se avanzó un importante incremento presupuestario. A ello se destinarán 460.000 euros. Asimismo, ha puntualizado que la Comisión de Formación Continuada del SNS se encargará de coordinar la revisión del modelo.

En este apartado, la secretaria de Estado de Sanidad ha especificado 260.000 euros para la recertificación de competencias y habilidades de profesionales sanitarias que reconozca el desarrollo profesional. Por su parte, la coordinación de un marco para la carrera profesional vendrá respaldada por 300.000 euros.

La dotación presupuestaria pública destinada a formación continuada ascenderá a 460.000 euros

La mejora de la profesionalización de los puestos directivos del SNS o la revisión del Estatuto marco del personal sanitario vendrán también apoyadas por 300.000 euros para cada una de sus tareas. Con respecto a la segunda, el objetivo es ofrecer una mayor flexibilidad a las zonas territoriales de difícil cobertura y reducir la temporalidad.

A este respecto, Elvira Velasco (PP) ha planteado sus dudas para el abordaje de cuestiones importantes recogidas en la Comisión de Reconstrucción. Entre ellas, la garantía de plantillas de profesionales “hasta situarnos en media de la unión europea”; retribuciones, nuevas especialidades, así como la oferta de formación en ciencias de la salud. “Ustedes actúan a golpe de decreto, sin tener en cuenta a los profesionales e incluso en contra del sistema MIR”, ha señalado la portavoz popular.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…