Premios BiC

La Presidencia Alemana pretende llevar a debate planteamientos en el ámbito sanitario para mejorar el suministro de medicamentos, productos sanitarios y equipos de protección individual. Así lo han indicado en el Programa de la Presidencia alemana del Consejo de la Unión Europea: ‘Juntos relanzando Europa‘. Este documento encabeza las líneas estratégicas de la Presidencia del país hasta el 31 de diciembre de 2020.

Estas medidas se encuentran dentro del contexto de crisis provocada por el SARS-CoV-2. Esta situación ha impulsado a Alemania a trasladar las lecciones aprendidas a la Presidencia Europea, que encabeza hasta finales de diciembre.

Responsabilidad ante COVID-19

Según Alemania, la situación derivada de la COVID-19 “pone en evidencia la vulnerabilidad de las cadenas de suministro globales y de las personas que trabajan en ellas”. En este sentido, la Presidencia quiere mejorar el papel de la salud pública en el territorio, un hecho que lleva semanas encima de la mesa del Parlamento Europeo.

“Queremos acordar medidas concretas para aumentar la autonomía de la UE en la garantía del suministro de medicamentos entre los Estados miembros”

Asimismo, la Presidencia alemana pretende dotar de especial importancia a la garantía de la calidad de los principios activos, a una mayor trasparencia y a la diversificación de las cadenas de suministro. Pero, dentro de este contexto, también destacan la cooperación europea para la producción de principios activos para medicamentos.

Desde la Presidencia señalan que emergencias sanitarias como la vivida actualmente en Europa, demuestra “la necesidad de tener un exhaustivo seguimiento epidemiológico de las medidas adoptadas”.

En este sentido, Alemania pretende establecer un intercambio de información multisistémico para la prevención de pandemias. Esta línea de trabajo englobará al Dispositivo de la UE de Respuesta Política Integrada a la Crisis (RPIC), el Mecanismo de Protección Civil de la Unión Europea (MPCUE), el Comité de Seguridad Sanitaria (CSS) y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC).

Todas estas medidas estarán respaldadas por una soberanía digital, un principio que la Presidencia pretende marcar como rector de la política digital europea. Para ello, se impulsarán trabajos en ámbitos como la Inteligencia Artificial o la Tecnología Cuántica.

“Trabajaremos para que Europa disponga de excelentes competencias a nivel internacional en tecnologias clave y garantice a la vez el espíritu de apertura al mercado único europeo”

Fortalecer el mercado único para el suministro

La pandemia del coronavirus ha situado a Europa en una situación sin precedentes. Esto, según Alemania, obliga a la UE a mostrar su capacidad como socio internacional “fuerte y solidario”. Para poder lograrlo, la Presidencia quiere fortalecer el papel de la salud global en la UE y ampliar la contribución de seguridad alimentaria. Además, este tipo de medidas estarán ligadas a fortalecer organizaciones multilaterales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Estas líneas estratégicas son “esenciales” para una garantizar un acceso justo y una distribución transparente de diagnósticos, vacunas y tratamientos acerca de la COVID-19.

Esta situación pone en el punto de mira reforzar el mercado único de la UE. Alemania considera “fundamental” esta medida para “desarrollar mecanismos que mejoren la resiliencia en caso de crisis”. Además, el programa señala que Alemania estudiará una posible mejora a la aplicación del Acuerdo de Adquisición Conjunta (JPA) para “responder con mayor rapidez a las dificultades de suministro actuales”, señalan en el programa.

En este contexto, la Presidencia Alemana quiere abrir un debate en el seno del Consejo sobre cómo se pueden adaptar las normativas de la UE sobre la contratación pública. El objetivo de esto es poder “ajustar aún mejor las futuras situaciones de emergencia de cara a un crecimiento sostenible”.

La sostenibilidad, principio rector del programa

Las consecuencias económicas y sociales son los objetivos principales pero, al mismo tiempo, la Presidencia del Consejo quiere configurar la transición hacia una economía sostenible.

En este contexto, las principales áreas de trabajo serán una ambiciosa política de protección del clima, del medio ambiente y de la biodiversidad. Estos pilares de conservación están sustentados en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. Por este motivo, la diplomacia europea, la sostenibilidad y los valores que giran en torno a este sector son otros de los objetivos de la presidencia.

La presentación del Pacto Verde Europeo pone el foco en el cumplimiento de las normativas afines al medio ambiente. Estos valores serán perseguidos por la Presidencia en una estrecha coordinación entre todas las partes pertinentes.

“Velaremos por que el Pacto Verde Europeo contribuya a la superación de las consecuencias de la pandemia de la COVID-19, a la sostenibilidad y a la competitividad de la economía”


También te puede interesar: