La Cumbre de las mujeres presidentas de Parlamento ha comenzado este lunes en Viena. Esta 13ª edición pone el foco en el papel de la mujer en la lucha contra la pandemia y en el riesgo de que la crisis suponga un retroceso para los logros en materia de igualdad de género. En ella se evalúa, se reconoce y se rinde homenaje a las mujeres, ya que han sido fundamentales para enfrentar la pandemia de la COVID-19.

Debate

El primero de los debates ponía al frente precisamente la efectividad de las mujeres para brindar atención y cuidar a los enfermos durante la crisis sanitaria del coronavirus.

Claudia Ledesma, presidenta del Senado en Argentina, destacaba la importancia de introducir nuevas leyes teniendo en cuenta las discriminaciones y desigualdades a las que se enfrentan las mujeres dentro de sus familias y dentro de la sociedad.

“Tenemos un gran desafío político ante nosotros: necesitamos empoderar las capacidades de todas las mujeres. Y no solo dentro de la salud, sino también dentro del gobierno, de las fuerzas de seguridad, de la Educación…”

Claudia Ledesma, presidenta del Senado en Argentina

Además, ha destacado que es fundamental derribar las barreras que no permiten a las mujeres desempeñar roles diplomáticos y parlamentarios porque son igual de capaces que los hombres.

Por su parte, Fawzia Zainal, presidenta del Consejo de Representantes de Bahréin, ha señalado que las mujeres han estado en primera línea durante la pandemia mostrando su liderazgo y asumiendo grandes responsabilidades.

El mundo ha sido testigo de los esfuerzos desplegados por las mujeres: enfermeras, científicas, doctoras en diferentes laboratorios y hospitales, han dado todo para cuidarnos y protegernos de este grave virus”, ha subrayado Zainal.

Por ello, cree que es necesario considerar seriamente la representación de las mujeres en los puestos de toma de decisiones, así como en los altos cargos de liderazgo. Y que de esta manera se las posicione igual que a un hombre y se les reconozca su valía.

“Necesitamos empoderar a las mujeres. Necesitamos proporcionar un entorno propicio para las mujeres, que vaya de la mano con los desafíos, ya sea a nivel social o familiar, ha concluido.

La tercera en intervenir en el debate ha sido Puan Maharani, Presidenta del Consejo Representativo del Pueblo en Indonesia. Esta ha querido destacar también la significativa contribución de la mujer en la lucha contra la pandemia. “Sin la participación de las mujeres nuestra respuesta a la crisis sanitaria hubiera sido mucho menor.”

Por otro lado, ha subrayado que la igualdad de género solo se puede lograr con la participación y el apoyo de todos los elementos de la sociedad tanto mujeres y niñas como hombres.

“Necesitamos trabajar juntos sobre la base de la colaboración y la solidaridad. No necesitamos competencia y superioridad de hombres y mujeres. Deberíamos redoblar nuestros esfuerzos para prevenir la discriminación contra la mujer”

Puan Maharani, Presidenta del Consejo Representativo del Pueblo en Indonesia

Stephanie D’Hose, presidenta del Senado en Bélgica ha sido la encargada de concluir la mesa de debate.

D´Hose ha señalado que es necesario preguntarse por qué las mujeres están haciendo trabajos cruciales, pero a menudo mal pagados. Además, ha subrayado que la discusión que debería ser primordial es cómo se puede garantizar que las mujeres tengan exactamente las mismas oportunidades y recompensas que los hombres en cada etapa de su educación y carrera profesional.

“No deberíamos estar discutiendo sobre el hecho de que hombres o mujeres sean mejores en ciertos trabajos, sino sobre las políticas que son necesarias para lograr la plena igualdad de género.

Meritxell Batet

Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados, ha intervenido en otro de los debates de la Cumbre. En concreto, ha destacado las grandes desigualdades en términos de desarrollo, pobreza y exclusión que sufren las mujeres en todos los países, pero particularmente en los menos desarrollados.

Por ello, Batet ha demandado que la igualdad de género sea abordada como un asunto prioritario en la agenda política, tras recordar que la pandemia ha recrudecido las “dinámicas de pobreza y exclusión social” que afectan especialmente a las mujeres y niñas.

“Tenemos un largo camino por delante y nos gustaría hacerlo juntos comprometidos con todos los demás países para lograr una igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres. Este es un derecho esencial por el que hemos estado luchando durante siglos, y todavía tenemos mucho por hacer al respecto”

Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados

También te puede interesar…