La Comisión Europea tenía previsto presentar la revisión de la legislación farmacéutica hace seis meses, pero ya se ha retrasado hasta en tres ocasiones y aún continúa a la espera de ver la luz. La comisaria de Salud de la UE, Stella Kyriakides, fijó a finales de marzo una nueva fecha: el próximo 26 de abril. Sin embargo, es posible que se produzca una nueva demora. De hecho, fuentes del Parlamento Europeo trasladan a EG sus dudas sobre que la normativa llegue presentarse este año.

Nicolás González Casares, eurodiputado de S&D.

«En esta legislatura no va a acabar la revisión de la legislación; no va a suceder, aunque se presente mañana mismo«, ha indicado el eurodiputado socialista Nicolás González Casares durante la jornada ‘European Beating Cancer Plan. Implementación en los Estados miembro’, celebrada en el Parlamento y organizada por la Fundación ECO y el Partido Popular Europeo.

Y es que, tal y como ha apuntado en declaraciones a este medio, «si se presenta en abril, no tiene ni 10 meses para su tramitación; y, lo que no esté cerrado en febrero del año que viene, se queda para la siguiente legislatura«.

El eurodiputado de S&D ha explicado a EG que la revisión de la legislación «ya no es una gran prioridad en lo que queda de legislatura» y se está trabajando en otros asuntos importantes. ¿El motivo? «No da tiempo a que algo de ese calado, con posiciones tan encontradas, se cierre en 10 meses; aunque el acuerdo hecho esté cerca, se pasa al siguiente mandato».

De hecho, las continuas demoras pueden deberse a algunos aspectos controvertidos que se conocieron tras la filtración del borrador que planea la revisión de la legislación. Según la patronal de la industria farmacéutica, Efpia, podría ser «dañino» para la competitividad de la industria. Y es que, entre otros puntos, planea reducir el tiempo del que disponen las compañías para vender sus fármacos «en exclusiva» y, con esta propuesta, se reducen los incentivos para la innovación en general.

«Cuando se quiere tocar el esquema de protección intelectual y los incentivos, genera apoyos por un lado y rechazos por otro. Es entendible, con una reforma de calado, que algunos prefieran que la legislación continúe como está a que la cambien; consideran que, cuanto más dure, mejor», expone González Casares.

Una Presidencia española centrada en cáncer

Se esperaba que la Presidencia Española del Consejo de la UE, que tomará el relevo a Suecia el próximo mes de julio, fuera la encargada de implementar la nueva legislación que descuelga de la Estrategia Farmacéutica Europea. Sin embargo, en opinión del eurodiputado de S&D, esto no será posible.

Lo que sí deberá hacer España durante el segundo semestre de 2023 en Europa, será poner las primeras piedras y allanar el camino para que la nueva legislación se haga realidad. «Empezaremos ese trabajo; esperábamos poder fijar alguna posición durante la Presidencia española, pero será un trabajo para la próxima legislatura«, ha asegurado González Casares.

La próxima legislatura europea se decidirá, previsiblemente, en las elecciones del 26 de mayo de 2024 para escoger a los nuevos miembros del Parlamento.

Tanto Nicolás González como Dolors Montserrat (eurodiputada del PPE) y Margarita de la Pisa (eurodiputada por VOX), quienes también han estado presentes en la jornada sobre cáncer del Parlamento, coinciden en que se debe realizar un «esfuerzo» para que la Presidencia española «tenga en cuenta el cáncer».

Aprovechando que España coge el timón de la Presidencia rotatoria del Consejo de la UE el 1 de julio, Montserrat ha pedido al Gobierno de España que «priorice» la lucha contra el cáncer, uno de los «grandes objetivos» europeos. Asimismo, la eurodiputada popular ha instado a «aprovechar a implementar el Plan Europeo contra el Cáncer en el país y ejecutar todos los fondos Next Generation».


También te puede interesar…