Tras consolidar sus primeros pasos, la Autoridad Europea de Preparación y Respuestas ante Emergencias Sanitarias (HERA), impulsada por la Comisión Europea, es la nueva organización de la UE que se encargará de coordinar y organizar la respuesta colectiva ante situaciones similares a la ocasionada por la COVID-19.

En este contexto, la HERA de la UE ha presentado su primer plan de trabajo anual, dotado de 1.300 millones de euros para 2022. El horizonte que se traza tras su aprobación impulsa un panorama en el que la UE puede aplicar medidas para reforzar las capacidades de preparación y respuesta ante las emergencias europeas, hacer frente a las vulnerabilidades y las dependencias estratégicas, así como contribuir a potenciar la arquitectura en el ámbito de emergencias sanitarias.

Esta noticia ha visto la luz en el Consejo EPSCO de Grenoble, donde la comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria, Stella Kyriakides, ha defendido la puesta en marcha de herramientas que fomenten las capacidades de respuesta ante amenazas transfronterizas.

El Consejo EPSCO trabaja para aumentar los niveles de empleo y mejorar las condiciones de vida y de trabajo, con el objetivo de garantizar un alto grado de protección de la salud humana y los consumidores en la UE.

La HERA ya está operativa y trabajando para que dispongamos de contramedidas médicas que sean útiles hoy, pero también para contar con las herramientas adecuadas a la hora de enfrentarnos a cualquier amenaza para la salud que surja en el futuro

Stella Kyriakides, comisaria de Salud y Seguridad Alimentaria

Según la comisaria, la HERA se convertirá en “la guardiana de la seguridad sanitaria de la UE ante futuras amenazas”, además de consolidarse como un actor clave a escala mundial.

¿Cómo va a trabajar la HERA?

La colaboración con otras agencias sanitarias, con la UE, con la industria y con todos los agentes implicados es una de las claves para los primeros pasos de la HERA. En este sentido, se encargará de comprar y almacenar contramedidas médicas, es decir, medicamentos, productos sanitarios y otras prestaciones, todo ello con un presupuesto de 580 millones de euros.

Por otro lado, la UE pone 300 millones de euros destinados a la investigación y el desarrollo de contramedidas médicas y de nuevas tecnologías, pero, además, la región europea pretende implantar una red de instalaciones de fabricación que puedan activarse en caso de emergencia.

Otra de las claves del trabajo de la HERA será una plataforma que crearán a largo plazo y a gran escala dentro del territorio europeo para poder manejar los ensayos clínicos y las plataformas de datos.

Todo ello, se une con el objetivo identificar tres amenazas sanitarias de gran impacto para finales de primavera. Pero, ¿Cómo se detectan las nuevas amenazas para la salud? el organismo europeo llevará a cabo análisis e informes estratégicos y preparará modelos para pronosticar futuros brotes de amenazas sanitarias.

Las actuaciones que prevén para el presupuesto de este año han puesto el foco en un sistema puntero de inteligencia para detección de amenazas en tiempo real y en la creación de una plataforma informática para su evaluación.

¿Qué ocurrirá si una nueva amenaza es detectada?

Tras desplegar toda una red de medidas de prevención, en el caso de que se produzcan nuevas emergencias transfronterizas de salud publica en la UE, se activará la financiación de emergencias y se pondrán en marcha distintos dispositivos de seguimiento. Además, se contratará y comprará nuevos recursos médicos y materias primas.

Actualmente, la HERA está trabajando en suministrar vacunas contra la COVID-19, comprar opciones terapéuticas y aumentar las capacidades nacionales.

La reunión conjunta de ministros de Sanidad y Asuntos Exteriores de la Unión Europea, celebrada en el marco de la presidencia francesa del Consejo de la UE, ha contado con la presencia de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que ha acudido junto a José Manuel Albares, titular español de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

Su participación ha puesto en valor la importancia de avanzar en la consolidación de la Unión Europea de la Salud, defendiendo la necesidad de liderar un nuevo modelo de vigilancia desde Europa, junto al Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

“Tenemos que ir a un nuevo modelo de vigilancia porque la pandemia cada vez tiene más características de endemia”

Carolina Darias, ministra de Sanidad

En este contexto, la ministra ha aprovechado para defender el enfoque ‘One health’ (Una sola salud que aúne medioambiente, salud animal y salud humana) y defiende que la pandemia ha manifestado que estos tres pilares “deben ir de la mano”, un aspecto que el Ministerio de Sanidad ya recoge en el Plan Estratégico de Salud y Medioambiente.

España sigue la dirección de la UE

En la búsqueda de líneas en materia de prevención, España ya trabaja para continuar sumando esfuerzos en la dirección que marca la UE. El Ministerio de Sanidad ha sacado a consulta pública previa el Real Decreto de Vigilancia en salud pública con el objetivo de crear la Red Estatal de Vigilancia de la Salud Pública.

Hasta el próximo día 2 de marzo, todas las personas que quieran aportar sus opiniones podrán hacerlo a través de la plataforma impulsada para ello. En este contexto, este RD pretende situar en el centro la Red de Vigilancia de Salud Pública para establecer un marco normativo en el que desenvolver la prevención en España.

En este sentido, esta red estará dotada de un sistema de gobernanza propio. Para ello, el funcionamiento de la misma estará determinado por una normativa basada en protocolos que aseguren una actualización continua del sistema. A su vez, estará integrada por distintos mecanismo y unidades de gestión, tanto a nivel autonómico como nacional.

Otros avances en España

Carolina Darias ha aprovechado, además, para continuar insistiendo en la cobertura vacuna de la COVID a nivel mundial y ha subrayado especialmente el mecanismo COVAX, a través del cual, España ya ha donado más de 50 millones de dosis de vacuna.

Por otro lado, ha puesto especial énfasis en la nueva vacuna de Hipra, dentro de los avances de investigación desarrollados en España, que tiene “un papel protagonista”, según la ministra, debido a la apuesta de esta nueva vacuna.

“Estamos muy esperanzados en que sea la vacuna europea que todos estábamos esperando”, ha concluido Darias.


También te puede interesar…