Monitorización remota

La Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), ha tomado la decisión de realizar todas sus reuniones de los comités y grupos de trabajo de manera virtual. Se trata de una medida de precaución por el brote de coronavirus, ya declarado oficialmente pandemia por la OMS. Por el momento, esta situación se mantendrá hasta finales de abril de 2020.

Los eventos de las partes interesadas organizados por EMA que se planearon para tener lugar en las instalaciones de la Agencia en Ámsterdam en marzo y abril será de manera virtual o pospuestas para más adelante. La EMA informará a los participantes de cada reunión directamente sobre la decisión que se tome en cada caso.

El objetivo de esta medida es “limitar los viajes internacionales y la cantidad de visitantes” que llegan a las oficinas de la EMA. Así, se podrá reducir el riesgo de infección por el Covid-19 entre los delegados, los visitantes y el propio personal de la Agencia.

Un Plan para gestionar la crisis

La EMA también ha iniciado su Plan de Continuidad de Negocio para proporcionar una estructura clara en relación a la gestión de la crisis de COVID-19. El objetivo general de la Agencia es garantizar que la evaluación y el monitoreo de los medicamentos no se interrumpan. Además, también pretenden que los pacientes en Europa continúen teniendo acceso a tratamientos de alta calidad, seguros y efectivos durante el brote de COVID-19.

Las actividades centrales de EMA no se verán afectadas por estas medidas. La Agencia se asegurará de que las reuniones virtuales se realicen de la manera más eficiente. La coordinación continua con la red reguladora de la UE y otras instituciones europeas es esencial para gestionar la crisis Covid-19. La Dirección General de Salud y Seguridad Alimentaria de la Comisión Europea, el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) y la EMA tendrán videoconferencias tres veces por semana para compartir información y experiencia de la manera más eficiente posible.