La Comisión Europea realiza su primer movimiento en la financiación de emergencia contra las variantes COVID-19. Así, movilizará 123 millones de euros de Horizonte Europa, el nuevo programa de investigación e innovación de la UE.

A ello se suma a una serie de acciones de investigación e innovación financiadas por la UE para luchar contra el coronavirus. Además, contribuye a la acción global de la Comisión para responder al impacto de las nuevas mutaciones, así como a su prevención y mitigación, en consonancia con el nuevo plan europeo de preparación en materia de biodefensa, ‘HERA Incubator’.

“Seguimos movilizando todos los medios a nuestro alcance para luchar contra esta pandemia y los retos que plantean las nuevas variantes del coronavirus”, ha señalado Mariya Gabriel, comisaria de Innovación. “Debemos aprovechar nuestra fuerza combinada para prepararnos ante el futuro, empezando por la detección precoz de las variantes hasta la organización y coordinación de ensayos clínicos para nuevas vacunas y tratamientos, garantizando al mismo tiempo la recogida y el intercambio correctos de datos en todas las fases”, ha añadido.

Nuevas convocatorias

La Comisión ha puesto en marcha nuevas convocatorias que complementan acciones anteriores para el desarrollo de tratamientos y vacunas. Se llevarán a cabo mediante la organización y realización de ensayos clínicos con el fin de avanzar en el desarrollo de terapias y vacunas prometedoras contra la COVID-19.

Asimismo, fomentarán el desarrollo de cohortes y redes a gran escala sobre la COVID-19 más allá de las fronteras europeas, establecerán vínculos con las iniciativas europeas y reforzarán las infraestructuras necesarias para compartir datos, conocimientos técnicos, recursos de investigación y servicios especializados entre investigadores y organizaciones de investigación.

Objetivos de los proyectos financiados:

  • Establecer nuevas cohortes a gran escala, multicéntricas y regionales o multinacionales, incluso más allá de Europa, o se basen en las ya existentes. Esto debería hacer avanzar rápidamente los conocimientos sobre el SARS-CoV-2 y sus variantes emergentes.
  • Seguir desarrollando terapias o vacunas experimentales prometedoras contra la COVID-19 tras haber completado ya el desarrollo preclínico en estudios clínicos.
  • Sustentar las infraestructuras de investigación para acelerar el intercambio de datos y prestar apoyo y conocimientos técnicos rápidos a la investigación, hacer frente a las variantes del coronavirus y estar preparados para futuras epidemias.

Preparación ante el futuro

Estas convocatorias de emergencia harán frente a la amenaza a corto y medio plazo, al tiempo que prepararán a la UE para anticiparse a futuras pandemias y hacerles frente de mejor forma.

Las convocatorias se abrirán el 13 de abril y el plazo de presentación finalizará el 6 de mayo de 2021. Es necesario que las nuevas soluciones estén disponibles y sean asequibles para todos, de conformidad con los principios de la respuesta mundial a la crisis del coronavirus.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…