C. R. Madrid | miércoles, 04 de julio de 2018 h |

El ministro de Sanidad de Irlanda, Simon Harris, ha firmado con sus colegas de Bélgica, los Países Bajos, Luxemburgo y Austria el acuerdo de incorporación a la Iniciativa ‘Beneluxa’ sobre política farmacéutica. La ceremonia tuvo lugar el 22 de junio, durante el Consejo de Empleo, Política Social, Salud y Consumidores (Epsco) celebrado en Luxemburgo.

La cooperación Beneluxa comenzó en 2015 con el objetivo de lograr un acceso sostenible y un uso adecuado de los medicamentos en los países participantes. Juntos, los países quieren mejorar el acceso a tratamientos farmacéuticos asequibles y de alta calidad. La cooperación no se limita a las negociaciones conjuntas de precios, sino que también trabaja en estrecha colaboración en trabajos de horizon scanning para explorar qué medicamentos innovadores se espera que lleguen al mercado en el futuro cercano. Además, los socios realizan evaluaciones conjuntas de tecnología de salud y comparten datos y políticas. Irlanda es el quinto país en unirse a esta alianza colaborativa en política farmacéutica.

“Me complace que mis colegas ministeriales de Austria, Bélgica, los Países Bajos y Luxemburgo hayan permitido a Irlanda unirse a esta colaboración internacional sobre fijación de precios y suministro de medicamentos. Quiero que los medicamentos más nuevos e innovadores estén disponibles de manera oportuna para todos nuestros ciudadanos. Esta colaboración nos ayudará a hacer justamente eso, asegurando que los medicamentos puedan obtenerse a un precio que sea asequible y sostenible en el contexto de las demandas cada vez más competitivas de los derechos de los recursos en todo nuestro servicio de salud “, destacó el ministro de Salud de Irlanda, Simon Harris.

La nueva incorporación también ha sido destacada por sus miembros más antiguos, que consideran que los cinco países se enfrentan a problemas similares en materia de acceso a medicamentos innovadores de manera asequible. “Al unir fuerzas, mejoramos nuestra posición mutua en las negociaciones de precios hacia la industria farmacéutica y tenemos una voz más fuerte a nivel europeo“, apuntó Bruno Bruins, ministro holandés.

La ministra belga, Maggie De Block, manifestó por su parte su confianza en que la iniciativa siga acumulando nuevos socios. “Hace cuatro años, cada país todavía trabajaba por su cuenta. Hoy somos cinco los que unimos fuerzas con el objetivo de ofrecer la mejor atención posible, lo antes posible y de manera sostenible para todos nuestros pacientes. Espero que otros países europeos se unan a nosotros”, resaltó.