A la espera de conocer los últimos datos sobre la evolución de la pandemia en nuestro país esta tarde, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha comparecido hoy tras la reunión con el equipo Covid del Ministerio de Sanidad para evaluar la situación epidemiológica.

Tras el visto bueno en Europa de ayer a la vacuna frente al a Covid-19 desarrollada por Moderna, el ministro ha detallado que España recibirá las primeras dosis en un intervalo de entre siete y diez días. Según sus previsiones, “en seis semanas nuestro país dispondrá de 600.000 dosis de esta nueva vacuna”, ha anunciado.

Illa ha recordado que entre las características específicas de este producto destaca que se puede conservar a -20 grados, lo que permite una logística algo menos compleja que la que conlleva la vacuna que ya está siendo administrada, desarrollada por BioNtech y Pfizer.

De igual modo, el ministro ha hecho hincapié en que con ésta son ya dos las vacunas sobre el terreno, dentro de las siete con cuyas compañías ha suscrito acuerdos la Unión Europea en el marco de la campaña de vacunación frente a la COVID-19. Insiste, además, en que hay otras vacunas ya en proceso de revisión que podrían estar disponibles en un corto espacio de tiempo.

En cualquier caso, Illa ha afirmado que la llegada de la vacuna de Moderna no altera el plan marcado a nivel nacional y que se mantienen las previsiones de alcanzar un 70 por ciento de la población española inmunizada a finales del verano.

Asimismo, el ministro ha detallado que Sanidad no es partidaria de retrasar la segunda dosis de la vacuna que ya se está administrando, en línea de lo anunciado por países como Reino Unido o Alemania.

“Muchísima preocupación” ante la evolución de la pandemia

Con respecto a la evolución de esta tercera ola, Illa resume las conclusiones de su encuentro con los expertos del ministerio con un mensaje de “muchísima preocupación”, aunque mantiene la confianza de que las medidas anunciadas por comunidades como Cataluña, Valencia o Extremadura, entre otras, adoptadas en el marco de actuaciones de respuesta acordadas en octubre, puedan servir para frenar la tendencia.

Respecto a la posibilidad de un confinamiento total, como plantean comunidades como Castilla y León, Salvador Illa ha subrayado que con estas medidas se logró doblegar la curva en la segunda ola de la pandemia y piensan que es factible volver a hacerlo.

No obstante, ha advertido una vez más de que “vienen semanas complicadas y hay que mantener la guardia muy alta y seguir las indicaciones que marquen cada una de las comunidades autónomas”.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…