Premios BiC



El esqueleto básico de la propuesta de reforma del modelo de financiación autonómica estará listo en noviembre. Así lo ha asegurado la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en su primera comparecencia ante el Congreso de los Diputados. Esta reforma atenderá la demanda de destinar a Sanidad un 7 por ciento del PIB. Por este motivo, el Ministerio impulsará la creación de una comisión de gasto sanitario en el seno del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su primera comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Según ha comentado Montero, el futuro modelo de financiación autonómica tiene que poner solución a las “disfunciones” que se arrastran desde hace años. “El actual modelo es complejo y poco transparente, y ha permitido permitido que existan diferencias injustificadas en financiación por habitante”, ha defendido la ministra.

Si en el horizonte de todas las lineas de trabajo de Hacienda está la defensa del modelo del Estado del Bienestar, más aún está en relación a los trabajos relativos a la financiación. “El modelo de financiación autonómica tiene que cubrir el gasto de los servicios públicos. Esa es la función primordial”, ha destacado Montero.

Establecer el coste efectivo de los servicios

La ministra ha apuntado por ello que el modelo de financiación debe permitir que los servicios transferidos a las comunidades autónomas se presten en condiciones, “no solo de igualdad, sino a ser posible de excelencia“. Por eso, ha añadido Montero, hay que seguir trabajando “para que la Sanidad, la educación y los servicios sociales vayan en la línea del 7 por ciento del PIB la primera, del 5 por ciento la segunda o del 2 por ciento  la tercera”.

María Jesús Montero: “Hay que seguir trabajando para que la Sanidad vaya en la línea del 7% del PIB”

Esto justifica la creación de tres comisiones en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. La primera es sobre gasto; las otras dos son sobre educación y dependencia. El objetivo general de dichas comisiones, según ha aclarado la ministra, es analizar el gasto y “establecer el coste-efectivo” de los servicios, una tarea que en Sanidad quedó pendiente tras la última Conferencia de Presidentes.

Por lo demás, la ministra ha asegurado que, una vez consensuados los trabajos técnicos, es hora de dar un paso más. Así, ha mostrado su confianza en poder iniciar “en breve” el contacto con las formaciones políticas para consensuar las consideraciones más prácticas del futuro modelo.