J. R-T. Madrid | viernes, 10 de febrero de 2017 h |

El informe jurídico del Sescam en torno a la legalidad de sustituir automáticamente medicamentos biológicos —revelado por EG— ha tenido respuesta en la patronal de medicamentos innovadores. Farmaindustria rebate los argumentos de la Consejería de Sanidad manchega y asegura que “de acuerdo con la legislación española, los medicamentos biológicos no son intercambiables y no admiten sustitución”.

La argumentación de la patronal se cimenta sobre una orden ministerial (SCO/2874/2007) y una nota informativa de la Agencia Española del Medicamento (24/4/2009), que versan sobre los medicamentos que no deben ser objeto de sustitución por otros fármacos del mismo principio activo sin la autorización expresa del médico prescriptor. Además, la patronal añade unas argumentaciones desde el punto de vista científico. “Los medicamentos biológicos pueden tener efectos clínicos distintos, por lo que no pueden considerarse intercambiables. La intercambiabilidad es una característica relacionada con la complejidad intrínseca de los medicamentos y requeriría la presentación de una documentación demostrativa ante las agencias de evaluación de medicamentos. Así lo reconoce la EMA en Europa con carácter general para los productos biológicos y la Aemps en España”, dicen.

Farmaindustria, en cualquier caso, aclara que su intención no es restar valor terapéutico a los biosimilares. “Todo lo anterior no es óbice para que los medicamentos biológicos debidamente autorizados, incluidos los biosimilares, puedan prescribirse con absoluta normalidad en todas las indicaciones que tengan aprobadas; nada debe objetarse acerca de la libertad de las administraciones a realizar licitaciones para la adquisición de estos medicamentos. En todo caso, debe garantizarse que cualquier cambio se haga con el concurso del médico, tal como establece la Resolución 394/2015 del Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía, y que bien recoge el informe del Sescam”, dice en su nota informativa. Por último, la patronal recuerda que el propio Gobierno ya afirmó que “los medicamentos biosimilares no son intercambiables en la dispensación sin el conocimiento del médico prescriptor”.