Fallece Íñigo Lapetra, la voz de la enfermería

249

El director de Comunicación del Consejo General de Enfermería, Íñigo Lapetra, ha fallecido el pasado sábado, 9 de julio, a los 49 años. La noticia de la pérdida del que fuera durante los últimos 19 años el nexo de unión entre la entidad enfermera y los medios de comunicación ha conmocionado al sector sanitario y la información de salud, ya que se trataba de una persona excepcional muy querida por todos.

Hablar del Consejo General de Enfermería (CGE) es pensar en Íñigo Lapetra. Quienes le hemos conocido sabemos que Íñigo era un apasionado de su profesión. Ni que decir tiene que a lo largo de todo este tiempo nos ha cuidado con mimo ofreciendo la cara más visible de la profesión enfermera y defendiendo como nadie los intereses del colectivo. Como un enfermero más. A pesar de los cambios en la institución a lo largo de los años, su director de comunicación lo fue también de ‘continuidad’ al frente del CGE.

Su talante conciliador y su profesionalidad han sido sus señas de identidad a la hora de trasladar las inquietudes del organismo que representaba. Siempre cerca de los y las profesionales de enfermería. Siempre cerca de los periodistas, a los que trataba como “hermanos”.

Su implicación con la profesión era única. Y con el periodismo también. Un gran maestro para muchos de nosotros. Por eso este momento es especialmente duro y complicado. Nunca quisimos escribir esta noticia.

El legado de Íñigo en el terreno estrictamente profesional es incalculable. Ha sido el altavoz principal de todas las demandas de enfermería generando una lluvia fina y sensibilizando sobre necesidades urgentes para el sistema sanitario, como la prescripción enfermera o la creación de nuevas especialidades, entre muchísimas otras. Hitos conseguidos en buena medida gracias a su labor como grandísimo profesional de la comunicación que era.

Quizá el logro más reciente, en el que seguro que Lapetra ha aportado su gran grano de arena, es la presentación de Unidad Enfermera, una alianza ambiciosa en la que están representados todos los agentes de la profesión enfermera (estudiantes, decanos, sociedades científicas, sindicatos y colegios) para ofrecer la visión del colectivo desde una voz única, más fuerte y cohesionada.

El mundo del periodismo sanitario y la sanidad pierde a un gran profesional y, sobre todo, a un amigo. Su muerte deja “rotos” a sus compañeros del CGE, y “consternado” al resto del sector, tal y como queda de manifiesto en los múltiples mensajes que han sacudido en estos días las redes sociales del sector. Nos unimos todos para recordarte como a ti te gustaría.

Hasta siempre, Íñigo. Desde Wecare-u queremos trasladar nuestro más sentido y cálido pésame a su familia.

Descansa en paz, hermano.