El Global Madrid | martes, 09 de enero de 2018 h |

España destinó un 9 por ciento del PIB al gasto sanitario en 2016, 2 décimas menos que el año anterior, siendo un 6,3 por ciento de origen público y un 2,6 por ciento de origen privado, según se desprende del estudio ‘Gasto farmacéutico en España’, realizado por EAE Business School. En el trabajo se ha analizado el gasto farmacéutico desde diferentes perspectivas, tanto a nivel internacional como nacional y por comunidades autónomas, como del gasto privado y del público, al tiempo que recoge las principales empresas del sector y la inversión en I+D.

Concretamente, el gasto sanitario sitúa a España entre Reino Unido, con un gasto sanitario del 9,7 por ciento del PIB (7,9% en público y 2% en privado) y los países del sur de Europa como Italia y Portugal con un gasto sanitario del 9 por ciento del PIB. En el caso de Italia, un 6,7 por ciento es público y un 2,3 privado, y en Portugal, un 5,9 por ciento público y un 3 por ciento privado. El gasto farmacéutico en España representa el 1,6 por ciento del PIB, y del total del gasto sanitario representa el 18 por ciento. En este sentido, España se sitúa cerca de la media europea y de Estados Unidos que es del 15 por ciento; 14,1 por ciento en Francia y Alemania, 12,2 por ciento en Reino Unido y 12,1 por ciento en EEUU.

Por otra parte, el trabajo ha mostrado que el grupo terapéutico que más se vende en España en farmacias es el de los fármacos del sistema nervioso central que casi alcanza una cuarta parte del total (23 por ciento). Le siguen por debajo los fármacos del aparato gastrointestinal y metabolismo (incluidos los antidiabéticos) (17 por ciento), los utilizados en patología cardiovascular (16) y los utilizados en afecciones respiratorias (10,8). Los fármacos antineoplásicos e inmunomoduladores alcanzan en la actualidad un 3,6 por ciento.