Carlos B. Rodríguez Madrid | lunes, 19 de septiembre de 2016 h |

Finalmente, España se amparó en la situación de interinidad del Ejecutivo para no anunciar un compromiso financiero durante la reunión de Reposición de Fondos contra el Sida, la Malaria y la Tuberculosis celebrada en Montreal los días 16 y 17 de septiembre en Montreal. Pero aún hay tiempo para que España recupere su papel de donante. Las organizaciones de la sociedad civil recuerdan para ello las peculiares características presupuestarias del Fondo y la próxima cita de su junta directiva, prevista para noviembre.

“La Reposición y las características presupuestarias del fondo hubieran permitido anunciar en la conferencia compromisos de intenciones, ni siquiera compromisos presupuestarios aprobados oficialmente. Países que van a cambiar de gobierno o aún sin presupuestos, como podría ser el caso de Estados Unidos, han optado por esta vía”, aseguran desde Salud por Derecho. “Pero aún hay tiempo de enmendar la situación y comprometer una cifra antes de la próxima junta directiva del Fondo Mundial del 14 de noviembre, ya que será entonces cuando la Junta decida los programas que se financiarán en función de los recursos conseguidos”, recuerdan las mismas fuentes.

Esta flexibilidad del Fondo permitiría que, si el Gobierno español en funciones realizase el anuncio de una cifra concreta, no tuviera que aportarla de inmediato, pudiendo posponerla incluso hasta 2018 o 2019. La postura de la sociedad civil viene reforzada además por el hecho de que ya existe un compromiso parlamentario, que en su opinión legitimaría la “voluntad política” del gobierno de realizar dicho anuncio.

Una PNL y una comparencia

Éste es también el sentido de la iniciativa presentada la semana pasada por el Grupo Parlamentario Socialista, que reclamó al Gobierno “el firme compromiso de España” para retornar como donante del Fondo con una “aportación suficiente, acorde a las necesidades y objetivos establecidos” y al peso de España respecto del conjunto de la comunidad de países europeos donantes de dicho Fondo”. Dicha contribución “por valor de 100 millones de euros, podría programarse de manera progresiva en los tres años, de forma que se ajuste a la capacidad financiera de nuestro país”, aseguró el portavoz de Sanidad del PSOE, Jesús María Fernández.

En esta línea, tanto Fernández como su homóloga en la Comisión de Cooperación del Congreso, Susana Sumelzo, han registrado en el Congreso la petición de comparecencia para que el secretario de Estado de Cooperación, Jesús Manuel Gracia Aldaz, explique la aportación de España al Fondo Global contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria.