J. Ruiz-Tagle Madrid | viernes, 15 de diciembre de 2017 h |

Las previsiones legislativas para 2018 que el último Consejo de Ministros desveló no sólo no han entusiasmado al resto de grupos parlamentarios sino que, además, las críticas son más sonoras que las loas. Desde el Partido Socialista se critica la falta de acción del Ministerio de Sanidad y se asegura que la batería de medidas anunciadas son de poco calado. “Vemos pereza legislativa del Gobierno, falta de iniciativa, de ideas, de reformas. Sigue sin abordar los grandes problemas de la sanidad como son la universalidad o suficiencia financiera. Esto provoca que el discurso de la ministra sobre su plan de trabajo para la legislatura quede vacío de contenido”, asegura el portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad, Jesús María Fernández.

Tampoco encuentra el Gobierno mejor amparo en su socio de investidura: Ciudadanos. La formación naranja, a través de su portavoz de Sanidad, Francisco Igea, explica que su partido se mostrará en los próximos meses “vigilante” ante el desarrollo que Dolors Montserrat haga del acuerdo para resarcir a los afectados por talidomida. “Las últimas reuniones con el Ministerio no han sido fructíferas. Sabemos que se ha creado el Comité científico/técnico pero los trabajos van muy lentos. Si no se cumple pronto con los pacientes cambiaremos de posición y nos mostraremos más beligerantes”, asevera. Igea también recuerda que 2018 será el año de “modificar el copago para que deje de afectar a los ciudadanos con rentas inferiores a 18.000 euros” y esperan también tener la complicidad del Gobierno para que, finalmente, se cumpla este punto del acuerdo suscrito entre Ciudadanos y Partido Popular.

Las críticas de ambos partidos se centran en las ausencias legislativas más que en la batería de medidas anunciadas, aunque también en este punto hay desencuentros. “En materia de Reales Decretos no hay ninguna novedad, sino gestión ordinaria del Ministerio. Faltan temas críticos como el de prescripción de enfermería, fijación de precios de medicamentos o troncalidad. Y por otra parte sigue el Gobierno sin cumplir mandatos parlamentarios aprobados como la creación de la especialidad de enfermedades infecciosas o la recuperación del Fondo de Cohesión (el Real Decreto que plantea el Plan insiste en el carácter extrapresupuestario)”, dice Fernández. Asimismo, desde el PSOE también se critica que “otros dos proyectos de Ley que afectan a la sanidad y vienen tarde también son la Ley de Presupuestos 2018, que era una obligación del Gobierno haberla aprobado en el mes de Septiembre , y el nuevo Sistema de Financiación Autonómica”.

Entre los Reales Decretos anunciados por Sanidad sí que hay uno que influye muy directamente a la política farmacéutica: aquel que regula el sistema de Precios de Referencia. Desde el Ministerio se asegura que el objetivo de esta revisión es “modificar la regulación actual incorporando las disposiciones reglamentarias necesarias que permitan establecer la identidad entre principios activos de medicamentos conforme a la clasificación ATC5, así como permitir la creación de conjuntos de referencia diferenciados para medicamentos con el mismo principio activo pero diferente vía de administración siempre y cuando supongan una ventaja clínica relevante para el tratamiento de los pacientes”. Se trata de la respuesta legal a las sentencias que el Tribunal Supremo emitió el pasado agosto y de los que informó en exclusiva EG.

Desde Ciudadanos cree que se trata de un trabajo necesario pero piden al Gobierno y al grupo que los sustenta (el Partido Popular) “que se sienten con ellos y avanzar también en otros aspectos que puedan afectar a la farmacia”. Sin embargo, desde el PSOE la postura no es tan benigna. De hecho, la semana pasada, Fernández registró una batería de preguntas al Gobierno donde le pide explicaciones sobre el retraso en la publicación de la Orden de Precios de este año y las consecuencias que de ello se derivan. “¿Qué cantidad es la que el Gobierno estima ahorrar como consecuencia de la aplicación de esta nueva Orden? Y en consecuencia, ¿qué cantidad estima que se ha dejado de ahorrar como consecuencia de no haber procedido a dicha actualización?”, pregunta el portavoz socialista a la ministra de Sanidad.