El Parlamento canario ha aprobado, por amplia mayoría de la cámara, la Proposición no de Ley del Grupo Socialista acerca del Programa de incorporación de talento docente e investigador este miércoles. El plan estatal parte del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades (Miciu), para que las universidades públicas puedan “desarrollar con garantías un modelo de profesorado estable y de calidad”, aportando 3.400 plazas de profesor ayudante doctor desde el curso 2024/2025. 

Concretamente, el Grupo Parlamentario Socialista ha propuesto que Canarias se acoja a este plan. Además, ha pedido que se cumpla con las competencias autonómicas en materia de profesorado universitario, lo que se traduce en la financiación de la parte correspondiente de las plazas de profesorado ayudante doctor que sean necesarias para que la Universidad de La Laguna y la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria puedan adaptar la dedicación docente a lo que establece la LOSU. 

Alicia Pérez, del grupo socialista, ha añadido a la proposición que “debemos enfocar nuestros esfuerzos en mejorar nuestras universidades públicas e impulsar la ciencia y la innovación como motor de cambio y elemento fundamental en muchos de los desafíos a los que nos enfrentamos como sociedad”. 

Desde el grupo nacionalista canario, Cristina Calero ha asegurado que el tejido docente e investigador es el pilar de nuestras universidades. “No se entiende una mejora de la calidad educativa universitaria sin la consolidación de sus plazas, sin tener estabilidad laboral”, ha apuntado la diputada. 

Sonsoles Martín, del Grupo Parlamentario Popular, ha afianzado el voto a favor de la PNL asegurando que es “buena para Canarias”. La proposición no de ley ha salido adelante en el Parlamento con 59 votos favorables y 4 abstenciones

Estrategia de COVID persistente

Dentro de la misma sesión plenaria, Esther Monzón, consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, ha comparecido a petición del grupo mixto. Lo ha hecho para hablar de los planes de gestión convenida de gerencias hospitalarias y de Atención Primaria ante la implementación de la Estrategia de COVID persistente.

Raúl Acosta, diputado del grupo mixto, ha preguntado por el desarrollo del plan, incidiendo especialmente en la creación de dos unidades específicas para el diagnóstico y tratamiento de la COVID-19. Los dos centros son el hospital Juan Carlos I en Gran Canaria y el anexo del Hospital Universitario Nuestra Señora de la Candelaria en Tenerife. 

Acosta ha asegurado que “todavía hay muchas personas que siguen afectadas por la COVID persistente”, aunque no haya tanto seguimiento. 

Monzón ha respondido a Acosta diciendo que esos centros “eran una reivindicación” desde hace tiempo por parte de las asociaciones centradas en el COVID persistente. También ha explicado que el resto de las islas “han creado agendas específicas de atención a esta patología de acuerdo a la demanda y a la complejidad de los síntomas de los pacientes”.

Los pacientes de COVID persistente acuden un 34 por ciento más a atención primaria y un 12 por ciento más a consultas especializadas en Canarias. En cuanto al avance de la estrategia, en este punto se han realizado un formulario de registro de pacientes y otro de interconsulta a especialidades y pruebas complementarias en la historia clínica electrónica. Estas herramientas se encuentran vinculadas entre sí y están activas en toda la red asistencial del Servicio Canario de la Salud, ha explicado la consejera.

Monzón ha mencionado que, además de colaborar con el proyecto de Red Española de Investigación en Covid Persistente, el SCS participa con la Comunidad Valenciana en unos estudios de BigData para desarrollar una IA en materia de COVID persistente.


También te puede interesar…