EL GLOBAL Madrid | viernes, 13 de diciembre de 2019 h |

El Consejo de Ministros ha aprobado, a propuesta de la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social en funciones, María Luisa Carcedo, un presupuesto de 2.818.070 euros destinado a desarrollar actuaciones de vigilancia de la salud e iniciativas encuadradas dentro de las Estrategias en enfermedades raras y enfermedades neurodegenerativas. Además, han acordado repartir 24 millones de euros entre las CC.AA, Ceuta y Melilla para financiar programas sanitarios y para el desarrollo del Plan Nacional de Donación de Médula Ósea.

Y, por su puesto, la tecnología también se lleva una buena retribución: 3.575.000 euros se destinarán a la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del SNS. Entre las actuaciones que se llevarán a cabo se encuentran la elaboración de informes de evaluación de tecnologías sanitarias, guías de práctica clínica y otros productos basados en la evidencia, el plan de detección de tecnologías nuevas y emergentes, los estudios de monitorización así como la actividad internacional y las actividades científicas, formativas y de diseminación.

Más información y recursos para enfermedades raras

El Gobierno ha concretado que a la Estrategia en enfermedades raras destinarán un millón de euros, con el que se podrán llevar a cabo muchos de los proyectos presentados. ¿Los objetivos? Habilitar información sobre los recursos disponibles para atender a las personas que sufren estas patologías y sus familias y obtener información epidemiológica necesaria para poder desarrollar políticas sociales, sanitarias y de investigación.

En cuanto a las enfermedades neurodegenerativas las corresponde una cantidad de 818.070 euros para poder detectarlas a tiempo, mejorar la atención integral de los pacientes y sus familias y apoyar la labora de las personas cuidadoras. Además, indican que potenciarán la formación de los profesionales sanitarios en este ámbito.

Y por último, el apartado de vigilancia en salud contará con otro millón de euros, que ayudará a facilitar la transmisión de información epidemiológica de las comunidades autónomas al Nodo de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, entre otras cosas.

Estas cifras, a nivel nacional, se distribuirán en cada comunidad autónoma en función de los criterios de proporcionalidad de la población.

Fomentar la donación de médula

Casi 24 millones de euros serán repartidos en toda España para el desarrollo de políticas de cohesión sanitaria y formación continuada en el uso racional de medicamentos. En concreto, los fondos irán destinados a programas de mejora de la calidad de la atención farmacéutica a pacientes crónicos, polimedicados y programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad. También se incluyen los programas de desarrollo de la receta electrónica.

El dinero ayudará a desarrollar nuevas medidas de farmacovigilancia, a ampliar y mejorar los Sistemas de Información Sanitaria en el ámbito de las CC.AA, formar en materia de resistencias a los antibióticos y formar en el uso racional del medicamento para médicos, odontólogos, farmacéuticos, enfermeros e inspectores del Sistema Nacional de Salud.