El Gobierno ha incrementado un 48,2 por ciento el presupuesto económico destinado a la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías y Prestaciones Sanitarias del SNS (RedETS) para el desarrollo del plan anual de trabajo de 2021. Esto se traduce en una inyección de 2 millones de euros más respecto al año pasado destinada a las ocho agencias que conforman la Red.

Se trata de una “apuesta por seguir fortaleciendo la evaluación de las políticas sanitarias y la toma de decisiones basada en la mejor evidencia científica disponible”. De este modo, el presupuesto de 2021 para la evaluación de tecnologías sanitarias en el SNS asciende a 6.149.510 euros, según ha destacado el Ministerio de Sanidad a través de un comunicado.

Distribución del presupuesto

La distribución del presupuesto total entre las agencias de evaluación es “proporcional a la carga de trabajo” asignada a cada una, según su experiencia y recursos y el porcentaje ponderado atribuido a cada actividad.

Tabla: Ministerio de Sanidad

El Ministerio destaca que la RedETS es una pieza clave para la mejor toma de decisiones en las políticas públicas sanitarias y especialmente en la actualización (inclusión o exclusión) de las prestaciones y tecnologías sanitarias en la cartera de servicios para incluir aquellas que hayan demostrado seguridad, eficacia y eficiencia, en términos de coste-efectividad.

Tres nuevas líneas de evaluación

Gracias a este incremento presupuestario, se han incluido tres nuevas líneas de evaluación en el Plan de trabajo de la RedETS 2021: medidas no farmacológicas en el contexto de la pandemia COVID-19, servicios digitales en salud y medicina personalizada de precisión.

Estas se suman a las actuales líneas de trabajo, como los informes de evaluación de tecnologías y prestaciones sanitarias, las guías de práctica clínica del SNS, el plan de detección temprana de tecnologías nuevas y emergentes, los desarrollos metodológicos, los informes del Plan para la protección de la salud frente a las pseudoterapias y la participación en redes internacionales.

En total, lo conforman 44 informes de evaluación de tecnologías y prestaciones sanitarias, 4 guías de práctica clínica, 5 estudios de monitorización, los informes derivados del plan de detección de tecnologías nuevas y emergentes, los informes de evaluación en el marco del Plan de protección de la salud frente a las pseudoterapias, la línea de desarrollos metodológicos y la línea de participación internacional, así como actividades científicas, de difusión y formación.