Poco a poco y de manera cada vez más incesante, el escenario político comienza a virar su foco y prestar atención a la que puede convertirse en la próxima pandemia: la de la salud mental. La crisis sanitaria, económica y social que ha azotado al mundo entero -y a España en particular- ha provocado un gran impacto en este sentido, algo que parece que no escapa ya a nadie en la Cámara Baja. De hecho, el propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado que la salud mental será “el próximo gran salto” del nuevo Sistema Nacional de Salud (SNS), así como un “pilar integral del mismo”.

La alusión a este respecto por parte del máximo responsable del Ejecutivo central ha llegado a raíz de una pregunta del diputado de Más País, Íñigo Errejón, durante la sesión de control del Congreso. Sin embargo, su recorrido en las Cortes Generales comienza ya acumular un importante recorrido; el propio Errejón ya hizo hincapié en el impacto de esta ola silenciosa, en una sesión de control anterior, en la cual reclamó una mayor atención e inversión de parte de lo público.

También lo ha puesto de relieve, en varias ocasiones, el grupo Ciudadanos. De hecho el último precedente procede de la formación naranja, que por boca de Guillermo Díaz interpeló al Gobierno acerca de la necesidad de “curar la herida de la COVID-19”, con especial atención a la población infanto-juvenil. Antes incluso, la senadora de C’s Ruth Goñi defendió esta cuestión en la Cámara Alta con una propuesta que no terminó por fructificar a pesar de sus mimbres.

Vamos a actualizar la Estrategia de Salud Mental de tal manera que se acerquen y amplíen las líneas de acción y proporcionen también de forma rápida y universal la atención que las personas necesitan”, ha indicado Sánchez, que ha recordado que con los Presupuestos Generales del Estado 2021 (PGE) contemplan una dotación específica que la respalda de 2,5 millones de euros. Asimismo, ha remarcado la promoción de la salud mental, la prevención, detección precoz y atención de la conducta suicida o la atención e intervención específica de las familias como algunas de las líneas clave de este plan.

En este mismo sentido, el también líder socialista ha subrayado también como claves de su actualización la formación en salud mental de Atención Primaria y otros colectivos sanitarios. Además, Sánchez ha avanzado que el RD que plantea la creación de la especialidad psiquiatría de la infancia y de la adolescencia está “pendiente de informes del Consejo de Estado”.

La necesidad de adelantarse a esta ola

Íñigo Errejón (Más País), durante la sesión de control del Congreso.

Errejón ha querido dedicar su pregunta a un tema que si bien en clave política no es de la máxima actualidad “sí es de la máxima importancia”, según ha apuntado. “Vivimos un momento en el que a mucha gente se le han derrumbado las expectativas de vida. Es normal que esto haya tenido impacto en el empobrecimiento, en la precariedad, en la salud mental, en la tranquilidad de mucha gente… lo que ya no es tan normal es que toda ella esté, fundamentalmente, sola”, ha defendido.

El diputado de Más País ha recuperado los datos del último CIS, primero en incorporar la salud mental como parte de su encuesta. “Seis de cada diez españoles tienen ya síntomas de depresión y ansiedad; siete de cada diez jóvenes, cuando se les pregunta por el futuro, dice sentirse totalmente desesperanzados: esto es perder una generación entera”, ha señalado.

Del mismo modo, ha remarcado el problema creciente del suicidio, apuntando que hasta diez personas se suicidan cada día en España. “Parece esto no se escucha, y no se hace porque además las familias a las que les sucede esto lo viven con estigma, o se lo callan, o no lo pueden contarlo como si tuvieran culpa de algo”, ha descrito Errejón.

“Cada día diez personas se suicidan en España”

Íñigo Errejón, diputado de Más País

En última instancia, ha hecho referencia a la normalización en el consumo de medicamentos exponiendo una larga lista de fármacos que cada vez son más ‘conocidos’ por la sociedad general. “¿En qué momento hemos normalizado que para que nuestra sociedad funcione tenemos que vivir permanentemente medicados?”, ha preguntado a la Cámara.

Un consenso sellado con un abrumador aplauso

Una vez finalizó la intervención de Errejón, se escuchó al diputado popular Carmelo Romero lanzar un desafortunado comentario en el que instó al integrante Más País a “ir al médico”. De hecho, el incidente requirió incluso la desaprobación de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, así como de gran parte de la Cámara. Más tarde, el propio diputado pidió disculpas vía Twitter.

Sin embargo, la nota positiva la puso un posterior aplauso de todos los participantes en la sesión de control en favor de la salud mental que resonó durante varios segundos. “Empatía con las personas que sufren: es lo que hemos visto con los aplausos de la bancada”, subrayó el propio Pedro Sánchez, posteriormente.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…