Premios BiC

El Centro Estatal de Salud Pública y Calidad Asistencial, fruto del desarrollo de la Ley General de Salud Pública de 2011 podrá finalmente ser una Agencia Nacional. Así lo han acordado PSOE y PP durante la última negociación del dictamen sanitario de la Comisión para la Reconstrucción. El texto de este grupo de trabajo, que finalmente ha contado con el visto bueno del PP, ha recibido 256 votos a favor, 88 en contra y 3 abstenciones. Pero no todas las peticiones populares han corrido la misma suerte, especialmente en Farmacia.

La creación de una Agencia Nacional de Salud Pública ha sido una de las peticiones irrenunciables del PP en el grupo de trabajo de Sanidad y Salud Pública. Los populares han defendido un modelo de Agencia con una gestión y dirección profesionalizada y una unidad de seguimiento de pacientes. La formarían representantes de todas las comunidades autónomas, bajo la coordinación de la Administración General del Estado.

A cargo de esta Agencia Nacional correría la ejecución de las estrategias sanitarias de ámbito estatal, aprobadas o que puedan aprobarse en un futuro. Tendría naturaleza de organismo autónomo y su carácter sería fundamentalmente técnico. Contaría, además, con un presupuesto propio y a ella estaría adscrito el Fondo de Cohesión Territorial.

Todas estas consideraciones están ahora sobre la mesa. La Ley de Salud Pública se desarrollará, como pidieron desde el ministro de Sanidad, Salvador Illa, hasta expertos como José Martínez Olmos, Jesús María Fernández, Julio Sánchez Fierro o José María Martín Moreno. Y se estudiará “la fórmula jurídica más adecuada, incluida la posibilidad de una Agencia”, señala la enmienda aprobada.

Ocho transaccionales

El Pleno del Congreso se reunió el 21 de julio para debatir por última vez el dictamen de la Comisión para la Reconstrucción en sus cuatro vertientes. La negociación se mantuvo hasta el último minuto, procurando ampliar al máximo el acuerdo en Sanidad. Finalmente, el PSOE firmó 8 transaccionales, 7 de ellas con el PP y la otra con Teruel Existe.

Además de la Agencia Nacional de Salud Pública, los recursos humanos son los grandes protagonistas de esta ronda. Aquí, PSOE y PP han pactado aumentar las plantillas de médicos y enfermeras por habitante hasta situarlas en la media “de los países desarrollados”. Además, proponen planificar a medio plazo las necesidades de profesionales.

Otro punto de acuerdo importante ha llegado en vacunas. Con el fin de “acelerar el desarrollo, fabricación y despliegue” de vacunas contra la COVID-19, PP y PSOE han aprobado que España cuente “con una Estrategia de Vacunas en coordinación con Europa”. Por último, han considerado “imprescindible” hacer un seguimiento de los pacientes que han participado en el estudio de seroprevalencia.

En el contexto del Marco Estratégico para la Atención Primaria, ambos animan a reforzar la Estrategia de Cronicidad. El resto de acuerdos quieren promover el trabajo en red de los laboratorios de microbiología, al acceso de los pacientes a la información clínica o el plan renove de tecnología sanitaria.

Por último, la transaccional firmada entre el PSOE y Teruel Existe el PSOE alude a la necesidad de optimizar herramientas como la historia clínica digital, el portal del paciente, la e-consulta, la telederma, la tele formación o la tele asistencia domiciliaria.

El futuro del sector farmacéutico

Rosa Medel, portavoz de Sanidad UP en el Congreso.

El tercer y último debate de las conclusiones sanitarias de la Comisión para la Reconstrucción ha acabado sin acuerdos en otras áreas. No se han producido nuevos avances en farmacia, más allá de los que se confirmaron para la farmacia rural en la segunda votación.

Pero las mayores incógnitas están ahora puestas en el sector industrial y la colaboración público-privada. Al margen de enmiendas, los puntos de vista trasladados por Rosa Medel (UP) y Ana Pastor (PP) auguran una legislatura movida, marcada por la transparencia.

“Queremos un sistema público de gestión directa pública y con clara delimitación público privada. Queremos el negocio privado con dinero público fuera de la sanidad pública, porque si las empresas privadas deben tener beneficios, esos beneficios se quitan del personal sanitario o del servicio a los pacientes”, declaró la portavoz de Sanidad de Unidas Podemos en el Congreso.

En la misma línea se mostró en relación a la política farmacéutica. “Queremos un control del gasto farmacéutico y que si hay colaboración con la industria farmacéutica sea transparente. Los precios de los fármacos no tienen nada que ver con el coste real del proceso y si ha habido financiación estatal, el Estado debe participar en la determinación del precio final”, defendió Medel. La propia portavoz reconoció que “no todo” ha quedado reflejado en el documento final.

El reconocimiento a la Industria

Ana Pastor, diputada del PP, durante el último debate sobre los dictámenes de la Comisión para la Reconstrucción.

Por su parte, la diputada Ana Pastor abogó por llevar a cabo una “verdadera transformación del sistema sanitario” basada en la coordinación asistencial, una mayor financiación, mejores condicionales para los profesionales y un impulso al sistema de I+D sanitaria. Aquí, el PP ha defendido, por una parte, que se destine un 2 por ciento del PIB a la I+D+i. Por otro, han insistido en las vías de colaboración con la industria farmacéutica.

Queremos apostar por el desarrollo de vacunas y terapias avanzadas en España y potenciar la industria biosanitaria y farmacéutica, siempre actuando con transparencia”, añadió Pastor.

Finalmente, la importancia del sector industria también fue trasladada por el principal grupo que sustenta el Gobierno. “Hoy podemos pactar un acuerdo de reactivación económica que incluye un Pacto por la Industria y una estrategia de reindustrialización que atiende a sectores estratégicos. Un  pacto por la ciencia y la innovación, que impulsa la transición ecológica”, afirmó Adriana Lastra, portavoz del PSOE en el Congreso.

VOX: “El mejor plan oncológico es el plan contra el coronavirus”

Si bien no vio finalizar el trabajo de la Comisión para la Reconstrucción, VOX ha votado en contra de los cuatro dictámenes. El motivo  dado es que el trabajo llevado a cabo “ha ignorado a sabiendas” el problema que, según esta formación parlamentaria, ha llevado a España “al abismo sanitario y económico”. Y este problema, según Juan Luis Steegmann, portavoz de Sanidad de VOX en el Congreso, “no ha sido el coronavirus, sino la mala gestión”.

Juan Luis Steegmann, portavoz de Sanidad de VOX en el Congreso.

“Es un error metodológico tratar de intentar mejorar el sistema de salud si no se analizan los errores cometidos. De hecho en el índice de los temas ni siquiera aparece la epidemia”, criticó Steegmann. Esto conduce al leit motiv que VOX ha planteado como aternativa a los trabajos de la Comisión para la Reconstrucción: que el virus lo condiciona todo y solo se podrán recuperar la salud y la economía si se destinan recursos para combatirlo.

En materia sanitaria, este leit motiv fue presentado con dos ejemplos claros. “El mejor plan cardiovascular es el plan contra el coronavirus; el mejor plan oncológico es el plan contra el coronavirus”, concluyó el portavoz.

También te puede interesar…