J. Ruiz-Tagle Madrid | viernes, 03 de noviembre de 2017 h |

El Consejo Interterritoral tiene que tomar una decisión sobre su reglamento o será el Consejo de Estado quien tome cartas en el asunto. Así se decidió tras la enésima Comisión Delegada donde se debate este texto y que terminó con una única —pero nada menor— duda. ¿Qué naturaleza legal debe tener? La respuesta —conferencia sectorial o Ley de Cohesión— no ha puesto de acuerdo a Ministerio y comunidades autónomas. Ambas mantienen las mismas posiciones que en el mes de junio cuando los consejeros de Sanidad se plantaron en el primer Interterritorial presidido por Dolors Montserrat. Este miércoles hay una nueva oportunidad para el acuerdo pero si no se alcanza será el arbitraje del Consejo de Estado quien decida qué parte tiene razón.

Tanto el Ministerio como las comunidades autónomas presumen de disponer informes jurídicos que avalan su postura. De hecho, tras los varios encontronazos en la Comisión Delegada, se ha decidido que sean los propios consejeros y ministra de Sanidad los que traten de dirimir la naturaleza jurídica del reglamento del Interterritorial antes de que el Consejo de Estado tenga que actuar.

El resto de pormenores del texto sí que ha conseguido poner a las partes de acuerdo. Tal y como ha ido avanzando EG, en cada Comisión Delegada celebrada desde julio (hasta cinco) se han ido acercando las posiciones hasta que se firmase por consenso. Uno de los hitos del texto que llega al Pleno del Interterritorial es que para las decisiones vinculantes y de aplicación en todo el territorio nacional se necesitará alcanzar una mayoría de dos tercios —aunque se apunta a que lo ideal es el consenso— y el Ministerio de Sanidad tendrá voto cualificado.

Los puntos del orden del día de un Interterritorial pueden ser de tres tipos: los citados vinculantes, de consenso o de recomendación (en estos dos últimos una votación en contra exime del cumplimiento). La decisión de cuándo se trata de uno u otro tipo corresponderá a la Comisión Delegada, que con el nuevo texto del reglamento ganará peso respecto a sus funciones actuales. El orden del día para un Consejo Interterritorial lo seguirá proponiendo el presidente de la Comisión (el secretario general de Sanidad) pero se someterá a deliberación de la mesa tanto la pertinencia de tratar el asunto como su estatus. De esta forma, las comunidades tendrán más poder para incidir en el orden del día que llegará al Pleno del Consejo, si bien la última palabra recae sobre el presidente.

Otra de las novedades que llevará el nuevo reglamento será la obligatoriedad de celebrar, al menos, tres Consejos Interterritoriales al año. Asimismo, el ánimo de las comunidades autónomas es que los órdenes del día adelgacen lo suficiente como para no encontrarse de nuevo con uno tan extenso como el del último Interterritorial, que tuvo más de treinta puntos.

De hecho, para la cita de este miércoles serán diez los temas que se discutan más el cajón de sastre que representa el ‘ruegos y preguntas’. Además del reglamento, Consejerías y Ministerio abordarán la actualización del fondo de cohesión y para Estrategias frente a las enfermedaes raras, la elaboración de una estrategia contra la Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), la creación de una comisión que atienda las demandas de los afectados por la talidomida, la modificación del Real Decreto de Prescripción Enfermera, medidas para paliar la falta de facultativos en el SNS, la distribución de fondos a las comunidades por volumen de ventas de la industria farmacéutica y la distribución de ayudas para los refugiados.

Según ha podido saber EG a través de fuentes autonómicas, el consenso existe de antemano para la creación de la Comisión de talidomida y la estrategia contra el ELA. Además, las últimas noticias sobre el acuerdo en el Foro de Profesionales en relación a la prescripción enfermera son bien recibidas por las regiones, si bien argumentan que modificar un Real Decreto “no se hace de un día para otro y mientras estamos en inseguridad, sobre todo ante la campaña de vacunación de la gripe”. Sin embargo, para cuestiones de Salud Pública, el Ministerio ha emitido una orden que no obliga al médico a prescribir esta vacuna.

Las previsiones y medidas ante la falta de facultativos será el punto del día —además del reglamento— donde más debate exista. Las comunidades quieren que, a corto plazo, se agilice la homologación de títulos de facultativos extracomunitarios, si bien son conscientes de que es una decisión que atañe también al Ministerio de Educación. Además, presionarán a Sanidad para que se incrementen las plazas de profesionales especializados con el aval de un registro estatal aún sin hacer. Junto a estas medidas, también pedirán la convocatoria de las OPE extraordinarias.

El Ministerio dispondrá del voto de Cataluña

La ministra de Sanidad contará con un voto extra para este Consejo Interterritorial a pesar de no disponer aún del cualificado que le otorga el nuevo reglamento pendiente de aprobación. Se trata del voto del consejero de Cataluña, Antoni Comín, que tras la aplicación del artículo 155 de la Constitución ha perdido sus funciones en favor del Ministerio. Esta anomalía en el próximo Consejo Interterritorial igualará los votos ‘populares’ a los ‘socialistas’ (ocho cada uno) y quedarán tres nacionalistas: PNV, Coalición Canaria y Geroa Bai. Con este nuevo reparto de fuerzas el debate del Consejo Interterritorial de este miércoles será el más igualado de los últimos siete años.