El Global Pamplona | jueves, 22 de febrero de 2018 h |

El consejero de Salud del Gobierno de Navarra, Fernando Domínguez, ha defendido el “compromiso” del Ejecutivo por “fortalecer el sistema sanitario público, algo que se ha reflejado en todos los presupuestos”, y ha destacado mejoras en listas de espera o la reversión al sistema público de servicios privatizados. Por contra, durante el debate de una interpelación presentada por UPN, el parlamentario regionalista Sergio Sayas ha afirmado que “la habilidad del consejero para gestionar es nula” y ha indicado que “no hay un Gobierno que haya gestionado peor la sanidad pública”.

Fernando Domínguez se ha preguntado “cómo se atreve” el parlamentario regionalista “a insistir en que este Gobierno está deteriorando la sanidad pública, cuando la legislatura pasaba se recortó hasta lo indecible y probablemente lo único que no recortaron fueron las listas de espera”. El consejero ha señalado que en 2018 hay 30.500 personas menos en lista de espera que hace 3 años, “aunque no es menos cierto que hay que seguir trabajando y no estaremos satisfechos mientras haya miles de pacientes esperando”.

Además, ha destacado que “el compromiso del Gobierno de Navarra por fortalecer el sistema sanitario público se ha reflejado en todos los presupuestos de Navarra y esta apuesta decidida nos ha posibilidad avanzar en el ámbito asistencial, en la prevención, en revertir al sistema público servicios prioritarios que desde UPN se encargaron de mantener privatizados”. Entre otras medidas adoptadas durante la legislatura, Domínguez ha destacado que el departamento “ha apostado por la universalización sanitaria desde el primer día de residencia en Navarra; ha apostado por una nueva política de salud sexual y reproductiva para atender una nueva realidad social, ampliándose la cartera de servicios; se han puesto en marcha nuevas ayudas al copago farmacéutico, y se ha iniciado la estrategia de envejecimiento activo”.

Por contra, el parlamentario de UPN Sergio Sayas ha afirmado que la política sanitaria del Gobierno “se asemeja a un volcán y tiene dos partes: por un lado expulsar humo y por otro tapa con lava todo lo que se encuentra en el camino”. “A lo largo de la legislatura hemos visto planes humo, que son la especialidad del consejero, sin cronogramas y sin presupuestos”, ha censurado. Por el contrario, ha considerado que el departamento “ha arrasado cualquier cosa que ha sido buena en la gestión sanitaria”. “Ha gastado 61 millones de euros en conciertos, lo que antes llamaban privatizaciones. Sólo apuestan por lo público como eslogan, pero a la hora de la verdad, nada. Su modelo es el de la dejadez, solo han venido a defender la sanidad pública de boquilla, porque la realidad es que la ha empeorado. Lejos de aumentar la actividad en los hospitales públicos han recurrido a la privatización constante, algo que criticaban cuando eran oposición”, ha censurado.