El trabajo del Comité Especial de Lucha contra el Cáncer (BECA) llega a su fin por este año y su última reunión de 2021 acogió la votación del informe de la eurodiputada del grupo Renew, Véronique Trillet-Lenoir, «Fortalecimiento de Europa en la lucha contra el cáncer«.

El informe, que recibió más de 1.500 enmiendas, fue aprobado por amplia mayoría con 29 votos a favor, 1 en contra y 4 abstenciones. Ahora, se espera que el pleno del Parlamento apruebe el informe a principios de 2022.

Esta reunión celebrada el pasado 9 de diciembre fue la última antes de que finalice el mandato de la comisión BECA el 23 de diciembre de 2021.

“Nuestra principal palanca de acción se basa en una investigación europea ambiciosa, multidisciplinaria, independiente, coordinada y adecuadamente financiada, que depende en gran medida del intercambio de datos y la inteligencia artificial”, ha aseverado Trillet-Lenoir. Del mismo modo, ha recordaron que la prevención, atención e investigación estarán a cargo de un Centro Europeo del Conocimiento, que constituye un ‘Instituto Europeo del Cáncer’ virtual. 

“Los Estados miembro de la UE podrían formalizar su compromiso con las prácticas de calidad a través de una ‘Carta europea de pacientes con cáncer’, un programa de intercambio de buenas prácticas y formación compartida que garantice la solidaridad y la cooperación sostenible”, ha añadido la eurodiputada.

Propuestas finales

Las propuestas finales sobre cómo fortalecer el papel de la UE en la lucha contra el cáncer incluyen:

  1. Adopción de medidas más contundentes de la UE para abordar los factores de riesgo clave y los determinantes sociales del cáncer.
  2. Ampliación de los programas de detección y puesta en marcha de una plataforma de la UE de centros nacionales de detección.
  3. Facilitar el acceso a la atención sanitaria transfronteriza y a los ensayos clínicos para los pacientes con cáncer.
  4. Ampliación de los procedimientos de adquisición conjunta y gestión de la escasez de medicamentos contra el cáncer.
  5. Garantizar el “derecho al olvido” a todos los pacientes europeos.
  6. Mejora de la transparencia de precios, uso de fondos públicos, información de ensayos clínicos.
  7. Garantizar el acceso a medicamentos y tratamientos innovadores contra el cáncer para todos los pacientes.
  8. Obtención de financiación suficiente y sostenida a largo plazo.
  9. Fortalecimiento del Centro de conocimientos sobre el cáncer y los registros de cáncer.
  10. Fortalecimiento del papel de los profesionales de la salud en la atención del cáncer.

Perspectiva de género

«La prevención y la lucha contra el cáncer en Europa tienen que integrar los principios de la justicia social y la perspectiva de género, y atajar las desigualdades que existen en el acceso a los tratamientos», ha reivindicado Nicolás González Casares, eurodiputado de S&D. Esas son, apunta el eurodiputado, algunas de las cuestiones prioritarias que los socialistas han conseguido incluir en el informe sobre una estrategia coordinada e integral contra el cáncer.

En este sentido, el presidente del BECA, Bartosz Arłukowicz, ha recalcado que no se puede permitir que persista el “acceso desigual al diagnóstico y al tratamiento”. “Una mujer con cáncer de mama en un país no debería tener un 25 por ciento menos de posibilidades de sobrevivir al cáncer que una mujer con el mismo cáncer en otro país”, ha insistido.

Nicolás González Casares

González Casares ha subrayado también que el informe recoge la importancia de «atajar la presencia de disruptores endocrinos, mejorar la protección a los trabajadores expuestos a sustancias cancerígenas, avanzar en la detección y tratamiento del cáncer en niños y ancianos, y extender la vacunación contra enfermedades como la hepatitis y el virus del papiloma humano, entre otras». Además, el informe deja muy clara la relación directa entre el consumo de alcohol y el cáncer, y menciona la dieta mediterránea como factor de prevención, según ha señalado. 

A pesar de acoger con satisfacción la aprobación del informe, a los socialistas les hubiera gustado avanzar más en la cuestión de los cigarrillos electrónicos. «Según el Comité Científico sobre Salud, Medio Ambiente y Riesgos Emergentes de la Comisión Europea (SCHEER) deberían ser solo considerados un método de ayuda para dejar de fumar por un tiempo determinado y con supervisión», ha afirmado González Casares. Así, el eurodiputado considera «lamentable que los grupos de la derecha se hayan opuesto a incluir esta mención y hayan optado por reflejar la posición de la industria«. El Partido Popular Europeo ha sido uno de los grupos que se abstenido en la votación.


También te puede interesar…