Premios BiC 2020

En el marco del Día Internacional del Cáncer de Mama, la Federación Española de Cáncer de Mama (FECMA) y sus asociaciones integrantes han hecho público su Manifiesto 2020. Cuenta con el apoyo de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) y de los grupos cooperativos de investigación en cáncer de mama GEICAM y SOLTI.

Dentro de este documento, la Federación muestra la satisfacción porque la Estrategia de Ciencia apoye la I+D+i en el ámbito sanitario y la salud como sectores prioritarios. En este sentido, también celebra la voluntad de actualizar la Ley de investigación biomédica para mejorar las condiciones laborales de los investigadores sanitarios y hospitalarios.

En el ámbito europeo, FECMA ha reseñado su expectativa por los avances de BECA. “Seguiremos divulgando las recomendaciones del Código Europeo contra el Cáncer y estaremos atentas a las conclusiones de la Comisión para la lucha contra el cáncer constituida en el Parlamento Europeo el pasado 23 de septiembre”, indica el documento.

FECMA también confía en la creación de un Centro Estatal de Terapias avanzadas como parte de la Estrategia de Salud Digital del SNS. Hasta la fecha, su construcción entra dentro de los planes de los 51,5 millones que en 2021 el Gobierno destinará a la Estrategia Española de Medicina Personalizada. Sin embargo, todavía falta información concreta al respecto. El montante total de la misma (77,5 millones para el Plan de Choque para la Ciencia y la Innovación, presentado en julio), sí ha descrito las cantidades previstas para su dotación inicial, que alcanza los 25,8 millones de euros.

La vuelta a la normalidad asistencial, clave

En otro orden, la Federación y sus asociaciones reclaman recuperar cierta normalidad en atención primaria y hospitalaria a pesar de la COVID-19. El manifiesto señala así los retrasos de consultas, diagnósticos y tratamientos a consecuencia de la pandemia de COVID-19. De igual forma, el texto hace hincapié en la defensa de los programas de detección precoz públicos, los cuales han de estar dotados de los recursos necesario. En última instancia, aboga por equidad estratégica en el SNS y sus Administraciones “para que no existan diferencias entre CC.AA”.

En opinión de la presidenta de FECMA, Mª Antonia Gimón, “los responsables de la planificación operativa de los hospitales, de los centros de atención primaria y las administraciones sanitarias deben priorizar cómo recuperar los retrasos que se han originado en las pruebas diagnósticas, en las consultas presenciales, en la cirugía no urgente y en determinados tratamientos”.

En el documento de este año, la Federación indica que “La respuesta no será sencilla, pero sin más personal y más dotación presupuestaria, será imposible. Por ello, apoyamos que se potencie el personal, los medios y el presupuesto al Ministerio de Sanidad para poder paliar este problema”.

Estas palabras las suscribe el doctor Álvaro Rodríguez-Lescure, presidente de SEOM. “Queremos enfatizar que es necesario garantizar la atención no-COVID, y en este caso en particular, la de las pacientes con cáncer de mama, manteniendo unos circuitos diagnósticos y terapéuticos adecuados. No se puede permitir que se vean de nuevo afectados por la evolución de la pandemia”.

Importancia de la investigación

Lescure ha indicado que existen sin embargo motivos para la esperanza “incluso en este desolador año 2020”. “La investigación en cáncer de mama ha seguido brindando resultados alentadores. Con ellos, se espera que cada día más mujeres superen el cáncer de mama, y, en el caso de las pacientes con enfermedad avanzada, cada vez vivan más y con mayor calidad de vida. Es responsabilidad de todos, y es nuestro compromiso desde SEOM, potenciar la investigación en cáncer”.

Por su parte Miguel Martín, presidente del Grupo GEICAM de Investigación en Cáncer de Mama, ha apuntado que Solo una investigación bien planificada puede dar respuesta a muchas de las preguntas planteadas. “Desconocemos aun si los tratamientos citotóxicos, inmunoterápicos o inmunosupresores de cualquier tipo usados para el tratamiento del cáncer de mama aumentan el riesgo de infección COVID-19 o condicionan una mayor gravedad de la misma. Estos estudios y la evidencia científica son necesarios para prestar a los pacientes oncológicos la mejor asistencia posible durante esta situación de crisis sanitaria”, ha aseverado.

Aleix Prat, presidente del Grupo SOLTI, incide por su parte en la necesidad de dar continuidad a la investigación. Así, frente a la situación provocada por la pandemia, “debemos adaptarnos a esta nueva realidad y seguir llevando a cabo nuestros ensayos clínicos, como hemos hecho hasta ahora, porque el cáncer no entiende de pandemias y el impulso de la investigación es clave para poder ofrecer más y mejores soluciones a pacientes en un futuro”.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…