Premios BiC

“Los datos nos hace afirmar con muchísimas preocupación y siempre con precaución, que si ya no estamos en el pico estamos muy cerca de él“. De manera taxativa se ha pronunciado un Salvador Illa que ha recordado que desde el principio el Gobierno marcó tres etapa en la lucha contra el Covid-19: alcanzar el pico, doblegar la curva y erradicar el virus derrotándolo con una vacuna. En este sentido, el ministro de Sanidad ha reflejado que el incremento de casos correspondiente a las último datos se cifra en un 8 por ciento, lo que refrenda una tendencia a la baja muy sostenida desde el miércoles 25 de marzo.

La citada ralentización en la curva, ha recordado Illa, se riñe todavía con la presión de la UCIs, tal y como María José Sierra puso de relieve en la anterior comparecencia. No obstante, ha apuntado que los datos “ofrecen una ventana de esperanza”, siempre con la máxima prudencia. Asimismo, el titular de la cartera ha comunicado que se siguen dedicando esfuerzos en materia de suministros.

A este respecto, ha recordando que cada día se hace público la cantidad que se destina a cada comunidad autónoma. “Hoy llega un avión con una cantidad muy importante de material de protección y de test rápidos“, ha reflejado.

Sobre estos últimos, ha subrayado que la compra adquirida contiene todas las certificaciones y homologaciones que los “distribuible y usable”. A pesar de ello, el ministro ha señalado que se va proceder a su validación por parte de Instituto de Salud Carlos III. El objetivo así es asegurar el cumplimiento de todos los requisitos. En último instancia, ha dicho Illa, se elaborará guías de uso y protocolos para CC.AA y profesionales sobre cómo han de usarse estos test.

Dotación adicional a las CC.AA

“En España no se está enfrentando salud y economía”, ha reseñado el ministro, para apostillar seguidamente que “para que haya economía tiene que haber salud”. De esta manera, Illa ha defendido la orden dictada por el real decreto aprobado sobre el permiso retribuido recuperable el pasado domingo.

De forma adicional, se ha anunciado que una dotación adicional a los 1.000 millones del fondo de contigencia procedentes de los Presupuestos Generales del Estado. Esta cantidad volverá a alcanzar los 1.000 millones para dar salida a todos los esfuerzos “para luchar en materia económica contra el virus”, ha remarcado el ministro.