Premios BiC

La maquinaria en la Comisión Europea no para con la misión principal de frenar al coronavirus. En el organismo internacional se contemplan decisiones de a cara amenazas transfronterizas para la salud como este Covid-19. Una de ellas es la posible compra conjunta de productos médicos de respuesta sanitaria. El objetivo de esta respuesta, la cual ya ha sido activada, es triple. Así, se busca asegurar un acceso más equitativo a determinadas contramedidas médicas, mejorar la seguridad del suministro y ofrecer precios más equilibrados a los Estados miembro.

Del nombrado Acuerdo de Contratación Conjunta participan 26 países. Un mecanismo que autoriza a la Comisión a “comprar contramedidas médicas conjuntas”. De esta manera, y en respuesta al Covid-19, la Comisión ha tomado dos recientes decisiones.

Por un lado, el pasado día 18 de marzo se lanzó desde el organismo una nueva contratación pública para probar suministros. En este orden se cuentan kits, reactivos o hardware en la lucha contra la pandemia. Para ello, los Estados miembro dentro del plan están en comunicación con la Comisión para notificar sus necesidades particulares.

Por otro, el día anterior (17 de marzo), se lanzó otra licitación para añadir categorías adicionales de equipos de protección personal. De esta manera, y con la participación de 25 países para este acuerdo, se incluyeron entre estos equipos a los respiradores.

Ofertas hasta abril

Ya el 28 de febrero la Comisión dio a conocer públicamente la necesidad de equipos de protección personal frente al coronavirus mediante licitación. En aquel momento abrió así la solicitud de ofertas para su evaluación y selección de una de las mismas.

El plazo marcado para los contratos que podrían firmarse potencialmente con varias compañías vencería en abril, en lo que se refiere a los mencionados equipos.