El Global Madrid | miércoles, 25 de octubre de 2017 h |

La ministra de Sanidad, Dolors Montserrat, ha expresado su satisfacción ante el “acuerdo histórico” alcanzado entre médicos y enfermeros que pone fin a 11 años de conflicto por la prescripción enfermera. “Desde el principio dijimos que uno de los valores de este ministerio era el diálogo y hoy hemos demostrado a todos los ciudadanos que somos capaces de llegar a acuerdos en beneficio de los pacientes, de los profesionales y del sistema”. El acuerdo alcanzado entre médicos y enfermeros va a permitir seguir mejorando la calidad y la seguridad en la atención y la asistencia a todos los pacientes.

El Foro Profesional, órgano colegiado de participación de las profesiones sanitarias tituladas, dependiente del Ministerio de Sanidad ha acordado la modificación del Real Decreto de indicación, uso y autorización para la dispensación de medicamentos y productos sanitarios de uso humano por parte de la profesión enfermera. El acuerdo contempla un artículo sobre aquellos casos donde no haya necesidad de diagnóstico y prescripción individualizadas.

En declaraciones tras la firma del acuerdo, la ministra ha puesto en valor la necesidad de “demostrar a los ciudadanos que somos capaces de llegar a acuerdos en beneficio de los ciudadanos, en este caso de los pacientes y de los profesionales sanitarios. Siento felicidad y orgullo por el acuerdo alcanzado y quiero trasladar mi agradecimiento a los representantes de los profesionales, a las Comunidades Autónomas y a los representantes del propio Ministerio”. De este acuerdo se informará a las Comunidades Autónomas en el próximo Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El acuerdo incluye una aclaración sobre lo que la norma requiere para el ejercicio de la competencia por parte de los enfermeros en cuanto a medicamentos sujetos a prescripción médica y sobre la diferenciación entre la formación complementaria, que no se requiere para la indicación, sino para el ámbito de cuidados generales o cuidados especializados. Además, se ha modificado la redacción del artículo 3.2 del Real Decreto. El objetivo es que la intervención de ambas profesiones en la prescripción se haga en el marco de cada uno de los protocolos en materia de medicamentos sujetos a prescripción médica. También se ha incluido el punto 3.3, que articula cómo se ejerce la competencia en aquellos casos en los que no haya necesidad de diagnóstico y prescripción individualizadas, como ocurre en las campañas de vacunación.

El Foro Profesional ha acordado la modificación de los requerimientos de formación complementaria para la acreditación, suprimiendo la obligatoriedad para los enfermeros graduados y diplomados (pues se entiende que ya acreditan en el grado esos créditos y contenidos).