Carolina Darias ya es ministra de Sanidad. La ex ministra de Política Territorial ha recibido el testigo de manos de Salvador Illa. “Quiero que mis primeras palabras sean para agradecer al presidente Pedro Sánchez la confianza continuada en mí. Es un honor, un orgullo y una enorme responsabilidad. Lo asumo con humildad, siempre a disposición y al servicio de mi país”, ha manifestado.

Además ha tenido palabras de agradecimiento también para todos los ministros y las ministras de Sanidad que han pasado por España, ya que “de todos se aprende”. Sin embargo, ha destacado a Salvador Illa por encima del resto. “Gracias por tu trabajo, por estar aquí y, como decías, estando al 101 por ciento, aunque creo que ese 101 se queda corto”, le ha dicho Darias.

La nueva ministra ha destacado de Illa su compromiso y templanza, sobre todo, en “circunstancias inimaginables”. “Siempre has tenido palabras esperanzadoras y de ánimo para seguir adelante a pesar de las dificultades”, ha resaltado Darias refiriéndose a su antecesor, destacando también la “claridad, prudencia, rigor y confianza” de todo el equipo de Illa.

Darias seguirá los pasos de Illa

Carolina Darias se ha comprometido a seguir avanzando en los grandes compromisos que fijó Salvador Illa en su día. Ha asegurado que tiene un objetivo prioritario, urgente y compartido por todos: “Contribuir desde la cogobernanza a frenar la propagación del virus“. “Seguiré la senda trazada e incorporaremos nuevos compromisos”, ha aseverado la nueva ministra. Entre esos nuevos compromisos, ha destacado la “contribución del Ministerio al Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia y la contribución del Ministerio y del Gobierno en una UE para la Salud”.

También ha puesto en valor el sistema de salud público español, “el buque de insignia de nuestro Estado de Bienestar”. Y es que, a juicio de Darias, la pandemia ha puesto de manifiesto la “fortaleza del sistema público, sus capacidades y potencialidades” y ha hecho ver que “los sanitarios son parte fundamental de la lucha continua y diaria para mejorar y fortalecer nuestro sistema público”.

Sin embargo, la pandemia también ha dejado ver las dificultades a las que ahora tendrá que enfrentarse la nueva ministra. Por tanto, será necesario, ha recalcado Darias, “abordar situaciones que requieren anticipación, respuesta rápida y coordinación en cada uno de los territorios del país”. Así, este será el “horizonte de mejora” para confluir con la UE en uno de los retos más grandes de la historia: “Construir una UE de la Salud y reforzar la resiliencia de la UE ante las amenazas transfronterizas para la salud”.

Por su parte, Salvador Illa se ha dirigido a Darias para asegurarle que dirigir el Ministerio de Sanidad es “es una tarea dura pero también agradecida”. “¿Qué puede haber mejor que trabajar para la salud de los ciudadanos?“, se ha preguntado el ex ministro. Además, confía en su compañera Darias para abordar la nueva tarea que le espera, destacando su “templanza y capacidad de trabajo”.

Jura ante el Rey

A primera hora de la mañana, los nuevos ministros juraron su cargo ante el Rey Felipe VI. El acto se celebró, como de costumbre, en el Palacio de La Zarzuela, donde los miembros del Ejecutivo prometieron sus cargos ante un ejemplar de la Constitución.

En el acto estuvo presente el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez; el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, y la directora general de Seguridad Jurídica y Fe Pública, Sofía Puente.

El adiós de Illa

El 13 de enero de 2020 era Salvador Illa quien estuvo en la piel de Carolina Darias, recibiendo la cartera sanitaria. “Un año y 14 días después entrego con mucho orgullo el relevo a mi querida amiga Carolina Darias, y lo hago después de pasar los momentos mas complejos de mi trayectoria profesional pero también después de aprender el valor del servicio público”, ha destacado el ya ex ministro de Sanidad.

“Decía en mi intervención el año pasado que mi propósito era formar el propósito de escuchar y resolver problemas. He intentado escuchar todo lo que he podido y he intentado resolver los problemas, aunque la pandemia ha alterado todos los planes que tenía este Ministerio”, ha manifestado Illa.

Illa ha lidiado con un virus nuevo y desconocido con la templanza que le caracteriza. Sin embargo, le ha obligado a tomar muchas decisiones y medidas que nadie quería para el conjunto de la población. Ha confesado que la decisión más dura que ha tomado como ministro fue la imposición de no poder acompañar a familiares tras las pérdidas por coronavirus.

En relación a la gestión de la pandemia, sostiene que el Gobierno central se ha acercado a los gobiernos regionales, poniendo en valor el modelo de cogobernanza: “Hemos llegado a muchos puntos de encuentro, sobre todo en etapas finales”. “Estoy convencido de que vamos a lograr erradicar el virus”, destacó ayer en la despedida de su cargo. Y, según Illa, deja el Ministerio “encarrilado”.

Así, el ex ministro de Sanidad deja atrás un año difícil en el que la pandemia de COVID-19 ha puesto contra las cuerdas a la sanidad española y en la que este Ministerio ha estado sometido a mucha presión. Ahora, en planea tercera ola, Illa abandona la política sanitaria para centrarse en la política de Cataluña, un reto que también le “ilusiona”, a pesar de las críticas que ha despertado entre sus adversarios.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…