Premios BiC
Carlos B. Rodríguez Madrid | viernes, 13 de diciembre de 2019 h |

Garantizar la calidad de la asistencia sanitaria pasa por garantizar la calidad de la prestación farmacéutica. Y tan importante como la continuidad en el suministro de los medicamentos —el item que ha unido a todas las patronales farmacéuticas europeas del sector— es el acceso temprano a las innovaciones, especialmente en el campo de la oncología. Consciente de que no hay valor en la innovación si ésta no llega al paciente, la Plataforma de Oncología de la patronal de la industria farmacéutica innovadora en la UE (Efpia) ha lanzado el proyecto Time to patient access, que lanza un mensaje claro a todos los agentes del sistema sanitario europeo: cada día cuenta.

El mensaje es especialmente importante a la luz de los datos que ofrece Efpia. Los pacientes de República Checa esperan siete veces más que los pacientes de Dinamarca o Alemania hasta que ven reembolsado un nuevo tratamiento para el cáncer. En Países Bajos están disponibles 9 de cada 10 nuevos medicamentos contra el cáncer autorizados por la EMA; mientras, en Polonia sólo lo están 2 de cada 10. Al final, estas inequidades se reflejan en los resultados. La tasa de supervivencia a cinco años en cáncer de colon, explican desde la Efpia, es del 63,1 por ciento en Países Bajos, un 10 por ciento superior a la de Polonia. En el caso del cáncer de pulmón, la historia se repite, con una tasa de supervivencia a cinco años del 86,6 por ciento en Países Bajos, frente al 76,5 por ciento de Polonia.

¿Por qué hay retrasos en el acceso?

Sin duda, la técnicas de cribado y el diagnóstico precoz desempeñan un papel importante en estas diferencias, pero el proyecto de la Efpia viene a decir que el rol del acceso a los nuevos tratamientos no es insignificante ni debe ser subestimado, especialmente a la luz del ritmo con el que llevan las innovaciones en el campo de la oncología: en el año 1996, un médico sólo disponía de cuatro opciones farmacológicas para abordar un cáncer de pulmón; en 2016 ya podía escoger entre 19, según datos de Iqvia.

En este sentido, aunque se conocen los datos relativos a los tiempos y disponibilidad de medicamentos, poco se sabe sobre las razones que hay detrás de dichas cifras. Acabar con esta laguna de conocimiento es el objetivo principal que la Plataforma de Oncología de la Efpia se ha marcado con la iniciativa Time to patient access. Para ello, ha querido reunir a los diferentes agentes del sector farmacéutico de los Estados miembro de la Unión Europea para identificar los factores responsables de las diferencias en los tiempos de acceso, definir un enfoque de actuación conjunto y co-crear soluciones prácticas que aceleren la llegada de las innovaciones a los pacientes y finalicen en la elaboración de un grupo de recomendaciones políticas.

Además de arrojar luz sobre zonas hoy oscuras, el proyecto permitirá evaluar el impacto en la salud causado por los retrasos o decisiones negativas de acceso, así como el impacto positivo estimado como consecuencia de la introducción de mejoras en el acceso.

El proyecto comenzó a recabar opiniones en julio y tiene previsto finalizar en enero de 2020. El resultado del mismo será difícilmente rebatible, puesto que habrá sido fruto de un trabajo multidisciplinar. Han sido invitados a participar todos los actores relevantes del sistema, incluyendo organizaciones de pacientes, profesionales sanitarios, sociedades científicas, expertos en economía de la salud, reguladores, cuerpos de evaluación de tecnologías sanitarias y pagadores.