Premios BiC

Un día después de que la OMS declarase como pandemia el brote de coronavirus, el Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado este 12 de marzo una inyección de 120.000 millones de euros en la ‘zona euro’ para que los Estados puedan hacer frente a este brote.

En concreto, esta inyección se concretará mediante la compra extra de activos. Así lo ha confirmado la presidenta de la entidad, Christine Lagarde, al término de la reunión del Consejo de Gobierno del BCE donde se ha decidido la “hoja de ruta”, en términos de política monetaria, para atajar el impacto del coronavirus Covid-19 en la economía de la zona.

Imagen de archivo de una reunión del BCE

En días previos, la presidenta del BCE ya había advertido que, de no aplicarse un plan de estímulos financieros como el ahora aprobado, la expansión del coronavirus y sus impacto en los Estados “podría recordar a un escenario como el de la gran crisis financiera del 2008”. Un impacto que, más allá de lo sanitario, puede suponer la práctica paralización de los motores económicos de los Estados más afectados por la propagación del virus.

Igualmente, el Consejo de Gobierno de BCE también ha aprobado un plan especial de financiación para entidades bancarias, que facilitará una mayor liquidez y flexibiliza las exigencias de capital a los bancos. “Buscamos que se faciliten los préstamos a aquellos más afectados por la expansión del coronavirus, como pequeñas y medianas empresas”, ha apuntado Lagarde.

Las Bolsas no responden (de momento)

Pese al anuncio de este paquete de medidas con las que el BCE “arrima el hombro” en la lucha contra el Covid-19, las bolsas europeas no parecen responder (de momento) positivamente. Un día más, la tendencia ha sido el cierre en negativo.

Por ejemplo, el Ibex 35 ha tenido hoy — y aunque ya se conocían estas medidas antes del cierre de la jornada— el mayor desplome de su historia: -14,06 por ciento (-36 por ciento en el acumulado de las tres últimas semanas).