Premios BiC

Hace un año, la jornada Necesidades para un nuevo Plan de cáncer en España trasladó en el Senado la necesidad de un nuevo Plan de Cáncer en el SNS. Doce meses después existe consenso político para alcanzar ese plan a medio plazo, como también lo hay para un Pacto por la Sanidad. Pero en el corto plazo el abordaje oncológico precisa de decisiones más urgentes con un fin claro: asegurar que los pacientes no vuelven a ser ‘víctimas colaterales’ de un posible rebrote de COVID-19 en otoño. Así lo han puesto de manifiesto diputados y senadores en una ‘Comisión de Sanidad Mixta virtual’ en relación al cáncer. Lo han hecho posible, una vez más, Fundación ECO y Fundamed, con el apoyo de Novartis.

Seis han sido los parlamentarios reunidos en el encuentro Una nueva asistencia oncológica. Por el Senado, Esther Carmona y Antonio Alarcó, portavoces de Sanidad, respectivamente, de PSOE y PP. Por el Congreso, la diputada socialista Carmen Andrés y los portavoces de Sanidad de VOX, Unidas Podemos y Ciudadanos, Juan Luis Steegmann, Laura López y Guillermo Díaz.

Todos ellos han confirmado que el cáncer es una prioridad en la agenda de ambas cámaras… También, que Ciencia y Política deben ir de la mano para abordar el reto que, según expuso Vicente Guillem, presidente de Fundación ECO, ha justificado la celebración de este evento, dirigido a abordar las necesidades actuales y futuras de la asistencia oncológica.

Pacientes entre dos pandemias

Entre estas dos importantes jornadas sobre el cáncer han tenido lugar importantes acontecimientos. En primer lugar, la Comisión Europea anunció su interés de firmar de aquí a final de año un Plan Europeo contra el Cáncer. Paralelamente, el Gobierno de España aseguró trabajar en la actualización de la Estrategia en Cáncer del SNS. En tercer lugar, la pandemia de COVID-19 ha hecho a los pacientes doblemente vulnerables.

“Todavía no hemos salido de esta crisis pero es momento de trabajar para definir los cambios estratégicos que puedan fortalecer el SNS”, destacó Faustino Blanco. Ello implica, según el secretario general de Sanidad, que el SNS tiene que reorientarse y dar respuesta a “necesidades cambiantes”. Entre ella, qué duda cabe, destaca la asistencia oncológica, que tiene “tiene características singulares”, dijo Blanco, “y no puede quedar al margen de los cambios del sistema y tampoco puede permanecer aislada de los cambios de la pandemia”.

Rosa Romero, presidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso.

El representante del Ministerio hizo alusión al reto organizativo  asociado a la “alta especialización, multidisciplinariedad y coordinación” que requiere el abordaje oncológico. También a la necesidad de agrupar tratamientos complejos o a la atención a la cronicidad que conlleva. “En los próximos años se producirá un crecimiento exponencial del número de pacientes con cáncer que consigan la remisión total o parcial en sus procesos al tiempo que mantendrán comorbilidades diversas. El SNS necesita estar preparado para afrontar este reto de presente y futuro”, aseguró Faustino Blanco.

No fue el único. También Rosa María Romero, presidenta de la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados, destacó cómo la crisis padecida con motivo de la COVID-19 ha llevado a “otra crisis paralela”, provocada por no poder atender otras intervenciones, consultas o pruebas diagnósticas. “Debemos plantearnos de forma urgente que la crisis nos ha dejado debilidades y reformas pendientes”, dijo. Para ella, como para otros diputados y senadores, la solución podría estar en un “gran Pacto de Estado por la Sanidad”.

Modesto Pose, presidente de la Comisión de Sanidad del Senado

Pero entre las consecuencias e impactos que deja la COVID-19 también hay alguna positiva, como la mencionada por el presidente de la Comisión de Sanidad del Senado. “Hoy —resaltó Modesto Pose—, casi todo el mundo acepta que es imprescindible que la Política esté al lado de la Ciencia. O al revés, que la Ciencia y el conocimiento estén en la base de la toma de decisiones y en las priorizaciones de la política”.

(Más) Razones para un nuevo Plan del Cáncer

Si en algo coincidieron los representantes políticos y parlamentarios, fue en la necesidad de actuar en función de lo que digan los oncólogos. En ellos está la clave, dijeron, de los pasos a dar en la nueva hora de ruta del abordaje oncológico. Y para ellos la necesidad permanece. “La única manera de abordar el tema es reactivar el Plan o la Estrategia de Cáncer en España, que urgentemente necesita ser actualizada e implementada”, resumió Vicente Guillem.

José Marcilla, director general de Novartis Oncology.

El presidente de Fundación ECO destacó, como previamente había hecho Faustino Blanco, cómo la pandemia de COVID-19 tiene que obligar a repensar la organización hospitalaria y la asistencia a pacientes con cáncer. “Pero no puede hacernos perder de vista —añadió— que el cáncer representa una pandemia crónica” que también precisa de especial atención… Y de financiación.

Al mismo tiempo, tampoco puede perder de vista los cambios de paradigma que se suceden a nivel diagnóstico y terapéutico. Esto es así especialmente con la incorporación en la práctica clínica de la inmuno-oncología, el diagnóstico molecular y la medicina personalizada. Sobre este aspecto, y sobre la imprescindible colaboración público-privada, se incidió desde Novartis.

Marta Moreno, directora de Relaciones Institucionales de Novartis.

“De esta situación estamos aprendiendo que hay que reimaginar y rediseñar el sistema con especial atención al paciente oncológico”, comentó José Marcilla, director general de Novartis Oncology. En su opinión, trabajar de forma conjunta en una nueva asistencia oncológica también debe ser prioridad en la agenda social y política. “Esto nos ayudará a reactivar el Plan del Cáncer en España e incorporar las innovaciones que han surgido en este periodo”, finalizó.

En la misma idea incidió posteriormente la directora de Relaciones Institucionales de Novartis. Marta Moreno pidió el compromiso de las autoridades para “conseguir entre todos”, junto con los sociedades científicas, los pacientes y la industria farmacéutica, “por actualizar y trabajar en el plan nacional del cáncer para incorporar la innovación y el conocimiento y seguir avanzando por los pacientes”.

La Comisión (Mixta) de Sanidad en cáncer

Sobre estos aspectos trasladaron sus aportaciones los diputados y senadores invitados, bajo la batuta de Rafael Bengoa, quien también animó a priorizar el abordaje oncológico y encontrar en ese nuevo plan del Cáncer “un  proceso” para dar voz realmente a los pacientes. “Si hay algo que no es virtual es el cáncer”, añadió.

Esther Carmona

Esther Carmona, portavoz de Sanidad del PSOE en el Senado.,

“El cáncer, como el SARS-CoV-2, está aquí y continuará en tiempos COVID y no COVID”, comenzó diciendo la senadora socialista. Carmona se mostró partidaria de “reactivar las capacidades del SNS” frente al cáncer, dado que la pandemia, dijo, “no ha hecho más que agravar el contento de extrema fragilidad personal, familiar, social, colectiva y sanitaria” de estos pacientes.

En este sentido, además del “doble impacto sanitario” (cáncer y COVID), la portavoz de Sanidad del PSOE en la Cámara Alta llamó la atención sobre el estrés emocional y el impacto económico asociados a la pandemia.

Por todo ello, Carmona se mostró partidaria de reforzar las políticas de prevención (destacó que más del 30 por ciento de los procesos oncológicos son prevenibles), “reactivar los cribados” y pisar el acelerador en materia de investigación. España cuenta con un alto potencial investigador que no podemos perder. No podemos permitirnos el lujo de perder ni un solo proyecto de investigación sobre el cáncer” concluyó.

Antonio Alarcó

Antonio Alarcó, portavoz de Sanidad del PP en el Senado.

El portavoz de Sanidad del PP en el Senado hizo especial énfasis en la situación del sistema sanitario tras la crisis de la COVID-19. “Es un gran sistema que tiene un gran problema, y para hacerlo sostenible tenemos que hacer un Pacto por la Sanidad que con la COVID se pone de manifiesto como absolutamente necesario e imprescindible”, acotó.

Para Alarcó, tener “17 sistemas sanitarios distintos” hace el sistema ineficaz. De ahí que una de sus principales propuestas sea pactar una cartera universal. Lo contrario, a su juicio, “no es sostenible”. Más allá, y sobre la financiación del SNS, abogó por subir un punto más de PIB en gasto sanitario público, “pero no introducir un euro más hasta que mejoramos la gestión”.

En relación al Plan del Cáncer, todo pasa, para el senador del PP, por la aplicación, “no como una moda, sino como una necesidad objetiva del sistema sanitario español”, de la genómica y la medicina de precisión. “Políticamente tenemos el acuerdo aprobado por unanimidad por el Senado. Si no lo aplicamos, nos estamos confundiendo de camino. Y esa confusión hace que se pueda ‘gripar’ el sistema sanitario”, alertó.

Carmen Andrés

Carmen Andrés, diputada del grupo parlamentario socialista en el Congreso.

Como previamente hicieron Rosa Romero y Antonio Alarcó, esta diputada socialista abogó por un gran pacto, “que en principio será político, pero ha de ser también social”. Para Carmen Andrés, “la COVID-19 nos ha puesto encima de la mesa que es importante la salud y para conservarla necesitamos curar y prevenir. O, en sentido inverso, investigar y tener una calidad asistencial para mejorar la salud de las personas”.

En cuanto al cáncer, quiso recordar la diputada las palabras de José Marcilla. Así, para el PSOE, ese gran pacto también “ha de reforzar la revolución médica y tecnológica” y prestar atención a cuestiones como el cáncer pediátrico o la incorporación de especialidades.

En esta línea se sitúa, según Andrés, el compromiso del PSOE en torno a la estrategia del cáncer… Un compromiso que va desde el abordaje de los factores de riesgo a las terapias avanzadas, pasando por el cáncer infantil y sus propuestas para una la ley de cuidados paliativos o la ley de eutanasia.

Juan Luis Steegmann.

Juan Luis Steegmann, portavoz de Sanidad de VOX en el Congreso.

 “El mejor plan que podemos hacer en estos momentos es un plan contra el coronavirus”, comenzó diciendo el portavoz de Sanidad de VOX en el Congreso. Juan Luis Steegmann coincidió en términos con Antonio Alarcó al calificar que la COVID-19 “ha devastado” la Sanidad. Tanto, dijo, que el impacto sobre los pacientes oncológicos aún se desconoce.

VOX cree firmemente en una sanidad unificada y así lo trasladó también su portavoz de Sanidad en relación al cáncer. “La epidemia de COVID ha demostrado que estamos en un estado autonómico de confusión, incapaz de establecer registros de enfermedad de coronavirus… Igual que hay registros oncológicos que no cubren todo el territorio”, explicó.

Más allá de la unidad, Steegmann enumeró las otras tres guías que, en su opinión, deben dirigir el nuevo abordaje que requiere la Oncología: excelencia, registrar y evaluación.

Laura López

Laura López, portavoz de Sanidad de Unidas Podemos en el Congreso.

La incidencia de cáncer va a seguir aumentando, por eso es preciso preparase con una “Sanidad pública fuerte”. Fue el mensaje lanzado por Laura López, diputada y portavoz de Sanidad de Unidas Podemos. Para ello, abogó por procurar que el sector público disponga de la mayor cantidad de recursos posibles.

En ese esfuerzo, los precios de los tratamientos siguen siendo el objetivo de la formación morada. “Si reducimos el gasto en medicamentos mediante el establecimiento de un precio justo podemos aumentar el presupuesto en investigación, dijo.

La diputada también hizo referencia a la inversión en el SNS como respuesta a otro reto del abordaje oncológico: la equidad en la asistencia. “Si hay diferencias entre las comuniddes autónomas y se sabe que la Sanidad público tiene el mejor efecto redistributivo, entonces se ha demostrado que de lo que se trata es de voluntad política”, afirmó.

Guillermo Díaz

Guillermo Díaz, portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso.

Es algo general. La Política es más lenta que la sociedad. Lo expuso muy bien el portavoz de Sanidad de Ciudadanos en el Congreso. “Me da la impresión de que estamos en un mundo digital con unos planes y una legislación analógica. Todos los avances que se están produciendo no están contemplados”, expuso. ¿Qué hay que hacer? En su opinión, “un plan nuevo”.

Entre los deberes, Guillermo Díaz apostó por incorporar la genómica y la medicina personalizada en el abordaje del cáncer; luchar contra las desigualdades en el SNS o potenciar el trabajo en red. De la misma manera, el portavoz de Ciudadanos abogó por “desterrar los discursos que demonizan a la industria”. Lo que hay que hacer, añadió, “es engranar muy bien la colaboración público-privada”.

Más allá de la COVID-19. Guillermo Díaz fue el único que aludió a la “parálisis política” como otra razón para explicar por qué hoy, en cáncer, todavía no estamos donde estábamos. “Hace mucho que no hay grandes acuerdos en España, aunque se hable mucho con ellos. Hace mucho que no hay velocidad de crucero en la legislación”…

Una razón más, quizá, para abogar por un nuevo Plan del Cáncer para el SNS. Por lo pronto, Faustino Blanco confirmó que desde el Ministerio de Sanidad ya se está trabajando en la actualización de este instrumento “consensuando con los comités los objetivos y acciones que permitan abordar nuevos retos”.

También te puede interesar…