Desde la Asociación Española de Investigación sobre el Cáncer (Aseica) recuerdan que en España no todas las personas tienen aseguradas las mismas probabilidades de enfrentarse al cáncer tanto en su prevención, como en acceso a tratamientos o a los resultados de la investigación oncológica. Por ello, los investigadores en cáncer han pedido hoy al Gobierno que garantice un “acceso equitativo” a todas las personas que requieran de tratamiento frente al cáncer, independientemente de dónde vivan.

Aseica menciona que el acceso a la medicina personalizada, el acceso a los servicios de radioterapia o el acceso a los programas de cribado de algunos tumores como colon o pulmón siguen siendo desiguales en nuestro país. Y es que hay comunidades autónomas en las que se ha alcanzado cobertura total de la población, mientras que otras están lejos del objetivo.

Medicina de precisión

En el ámbito de la medicina de precisión, según Aseica, el trabajo que se debe realizar en España va desde la estandarización de las pruebas y su interpretación hasta el acceso y evaluación de su calidad.

“Nuestro propósito es que la medicina personalizada se incorpore a la cartera de servicios; no podemos permitirnos que haya pacientes que no se beneficien de ello”, explica Luis Paz-Ares, presidente de Aseica. “Pedimos que se implemente lo antes posible la Estrategia Nacional que regule, fije la calidad y el acceso”, indica.

Precisamente, el Gobierno ha asignado en el Plan de Recuperación español 159 millones de euros para medicina personalizada. “Desde luego es muy buena noticia que haya una inversión en medicina personalizada en este momento. En España, realmente los esfuerzos para medicina personalizada han sido poco relevantes”, señala en conversaciones con este medio el presidente de Aseica.

“En España, los esfuerzos para medicina personalizada han sido poco relevantes”

Luis Paz-Ares, presidente de Aseica

Luis Paz-Ares apunta que no solo se debe invertir en investigación, sino también en la faceta de la asistencia a los pacientes. “Los pacientes oncológicos hoy en día precisan no solo de un diagnóstico morfológico (qué tipo de cáncer tienen), sino también de un diagnóstico más en profundidad (un diagnóstico molecular). Esta información va a guiar en gran medida muchas de nuestras decisiones terapéuticas, nos va a permitir indicar tratamientos específicos que solo estén indicados para una mutación específica”, señala.

Además, Paz-Ares explica que no siempre está incluida la financiación de biomarcadores en la cartera de servicios de las Consejerías de Salud y de los hospitales. “Eso lleva a que haya cierta inequidad en el acceso a esos biomarcadores y puede llevar a diferentes grados de acceso a medicación efectiva”, añade.

España tiene una dificultad añadida: tiene muchos subsistemas de salud, los regionales, las autonomías. Se debe hacer un esfuerzo concertado para asegurar cierta equidad en este sentido”, insta Luis Paz-Ares. Por ello, en Aseica consideran muy importante la existencia de un plan de medicina personalizada en cáncer en nuestro país.

Medicina genómica

No se entiende medicina personalizada sin medicina genómica, dice Luis Paz-Ares. Por ello, el Plan de Recuperación también dedica una cantidad específica a este ámbito: 600.000 euros. Un cantidad “poco relevante”, según el presidente de Aseica. “En mi hospital, cada año, en la evaluación genómica en cáncer utilizamos más de 600.000 euros“, cuenta a El Global.

“Esta cantidad es insuficiente para lo que es la medicina genómica. Otra cosa es que la inversión sea para, por ejemplo, el apoyo de herramientas de medicina genómica”, declara.

La medicina genómica ahora cobra especial importancia con la COVID-19, pues puede ayudar a predecir la evolución de la enfermedad, saber cuáles son los condicionantes genómicos para que la infección por coronavirus tenga un curso más grave o no y que responda o no a cualquier tipo de tratamientos. “Ver cuáles son los condicionantes de esta evolución y la respuesta al tratamiento, yo creo que es esencial”, argumenta Paz-Ares.

“La evaluación genómica es esencial e imprescindible para esta pandemia y para cualquier enfermedad infecciosa, tumoral o de otro tipo”, concluye el presidente de Aseica.

Alianzas para coordinar

De este modo, Aseica se ha unido a la reclamación de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) para solicitar un Acuerdo contra el Cáncer, alianza a la que se han adherido también otras 25 sociedades científicas. 

Para Aseica, la Estrategia Nacional de Cáncer del SNS recientemente aprobada permite establecer un marco coordinado con el que contribuir a mejorar la atención, tasas de supervivencia y calidad de vida de los pacientes con cáncer. Eso sí, el presidente de Aseica aclara que “esta Estrategia debería convertirse pronto en un Plan con financiación que permita la implementación efectiva de estos objetivos tanto a nivel estatal como de comunidades autónomas”. 

Asimismo, el presidente señala que “es preciso que dicha estrategia nos equipare a los países de nuestro entorno, así como medidas de flexibilización de la gestión científica”.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR…