Andalucía presenta en Europa su Base Poblacional de Salud como fuente de datos en investigación e innovación

Se trata de un sistema de información sanitaria que recoge datos clínicos y del uso de recursos sanitarios de las personas que reciben atención en el SAS

111

El Servicio Andaluz de Salud (SAS), a través de la Subdirección Técnica Asesora de Gestión de la Información, ha presentado su base de datos poblacional en la reunión del Consorcio Europeo de Innovación EIT-Health titulada ‘Right to privacy vs. duty to protect lives. Health Data Management in Focus’ que ha tenido lugar en la ciudad alemana de Mannheim. En este simposio, en el que se reunieron instituciones pertenecientes a EIT Health Germany-Switzerland y EIT Health Spain, el SAS ha presentado la Base Poblacional de Salud como fuente de datos para la investigación y la innovación.

En esta reunión se ha valorado especialmente que Andalucía es la tercera región más grande de Europa y que el sistema sanitario público de la región ofrece cobertura universal y gratuita a todos los ciudadanos, con una historia clínica unificada y no fragmentada por niveles de cuidados o especialidades. Todas estas características hacen que este modelo de salud y la Base Poblacional de Salud sean únicos en Europa.

La Base Poblacional de Salud es un sistema de información sanitaria que recoge datos clínicos y del uso de recursos sanitarios de cada una de las personas que reciben asistencia sanitaria en el SAS. La Base permite además realizar estudios longitudinales, estimar la incidencia de las patologías y realizar proyecciones sobre el estado de la salud de la población así como sus necesidades de recursos. También permite analizar la eficiencia distributiva y la eficiencia en el uso de los recursos por los proveedores sanitarios.

Mediante la misma es posible estimar la incidencia de las patologías y realizar proyecciones sobre el estado de la salud de la población, así como sus necesidades de recursos

De cada usuario se obtienen datos demográficos, diagnósticos, de utilización de los recursos sanitarios y de los proveedores de los mismos. Los usuarios y su identificación los proporciona la Base de Datos de Usuarios. La información clínica y de utilización de los recursos sanitarios proviene de los ámbitos asistenciales de atención primaria y hospitalaria. Entre las fuentes de datos administrativo-clínicas destacan la Historia Clínica Digital (Diraya) y los Conjuntos Mínimos Básicos de Datos hospitalarios (hospitalización, hospitales de día médico y quirúrgico y urgencias).

Los datos que recoge esta base constituyen una biografía sanitaria de los individuos, permiten estudiar la historia natural de las enfermedades en el conjunto de la población o en determinados subgrupos, analizar la incidencia de patologías o realizar proyecciones sobre el estado de la salud y las necesidades de recursos. También posibilitan los análisis transversales como es el caso de la estratificación de la población para orientar la prestación de los servicios o la aproximación a la prevalencia de distintas patologías.


También te puede interesar…