Alberto Cornejo Madrid | miércoles, 29 de noviembre de 2017 h |

La consejera de Salud de Andalucía, Marina Álvarez, ha pedido al Gobierno que “renueve y recupere” el Sistema Nacional de Salud en torno a la Atención Primaria (AP). La máxima responsable de la sanidad andaluza ha participado en un desayuno informativo organizado este 29 de noviembre en Madrid por Exceutive Forum y Abbott, en el cual ha defendido la importancia de apostar por el ámbito de la atención primaria para asegurar la sostenibilidad de los sistemas sanitarios, su eficiencia y calidad.

Álvarez ha denunciado que la universalidad y equidad de la Sanidad española “se han roto con la crisis económica”, por lo que ha pedido al Gobierno central que “acepte el reto de recuperar el SNS con un marco garantista de derechos de los pacientes — “hay que derogar el RDL 16/2012”, ha dicho— y un refuerzo de la Atención Primaria”. Respecto a este ámbito asistencial, la consejera andaluza ha enfatizado que “el modelo actual de AP en el SNS no da respuesta a las necesidades del sistema y la población, y así están avisando de ello los profesionales sanitarios”. A su juicio, los ‘males’ que no han permitido avanzar a la AP se sitúan en la excesiva organización global y el hospitalocentrismo”. Ello obliga a “incorporar cambios para que la AP ocupe el lugar que se merece, puesto que una AP fuerte mejora los resultados en salud”.

Predicando con lo que se reclama desde Andalucía, Álvarez ha recordado que en esta región se ha iniciado un proceso de renovación de este nivel asistencial “con el objetivo de conseguir una AP más efectiva y situada como eje vertebrador del sistema sanitario andaluz”. Entre las líneas maestras de esta estrategia se encuentra el incremento de la capacidad diagnóstica y terapéutica (con inversiones en equipamientos de diagnóstico) y la incorporación de 400 nuevos profesionales, en su mayoría médicos (aunque los cálculos del SAS aluden a que se necesitan 1.500 incorporaciones a medio y largo plazo).

Precisamente, respecto a la labor de los profesionales, Álvarez apuesta por la “personalización de la atención”, para lo cual la estrategia del SAS plantea un aumento del tiempo del que disponen para la atención de los pacientes y permitir una mayor “autonomía” del profesional en la gestión de este tiempo. “Sin disponer del tiempo necesario para el paciente es imposible plantearse ninguna estrategia”, ha defendido.

En este encuentro, la consejera de Salud de Andalucía ha abordado otros asuntos, como puede ser el papel cohesionador del Consejo Interterritorial y los posibles cambios en su reglamento y funcionamiento. “El Interterritorial debe preservar los principios de igualdad y equidad de las Comunidades Autónomas, y preservar a su vez las competencias que están transferidas”. A juicio de Álvarez, es más urgente hablar en este órgano de la “infrafinanciación de la Sanidad”. Cabe recordar que Andalucía fue precisamente una de las regiones que se opuso a la modificación del reglamento del Interterritorial en la última reunión celebrada de este organismo”.