Premios BiC 2020

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha presentado en sede parlamentaria el Proyecto de Presupuestos para el año 2021 de la Consejería de Salud y Familias defendiendo que “estas cuentas cobran especial relevancia para garantizar a los andaluces disponer de los recursos necesarios para vencer al Covid-19” al mismo tiempo que ha señalado que “la prioridad del presupuesto es reforzar los recursos sanitarios, educativos y sociales para hacer frente a la pandemia a la vez que sentar bases sólidas para la recuperación económica, una vez superada la crisis sanitaria”.

Dentro de esa estrategia se recoge la inclusión de la vacuna de la meningitis B en el calendario. En concreto, en este ejercicio 2021, se ha previsto un aumento en el gasto de vacunas contra el Meningococo tetravalente, Papiloma y la citada contra la meningitis B. Para Aguirre “en el marco de la pandemia se trata de evitar complicaciones del aparato respiratorio que compliquen los posibles diagnósticos y/o evolución de las patologías relacionadas”.

Las partidas de la Consejería de Salud y Familias, para 2021 ascienden a 11.772 millones de euros, lo que supone un incremento del 6,4% respecto al año 2020. En palabras del consejero “las políticas de salud y familias son una apuesta decidida de este Gobierno ya que si comparamos este presupuesto con el de 2018, destinaremos un 19,6% más”. En esta línea, también ha mencionado que la inversión en sanidad alcanza el 7% del PIB andaluz.

En datos concretos, las aportaciones para Sanidad, Educación y Políticas Sociales concentran el 55,9% del presupuesto total y esas tres áreas de actuación absorben 1.353 millones de euros del incremento de todo el presupuesto para el próximo ejercicio. Por otro lado, estas cuentas contemplan una partida de 450 millones de euros adicionales destinadas a Reserva Covid “para atender aquellas necesidades que surjan relacionadas con el coronavirus”, ha puntualizado Aguirre.

Dentro de las múltiples partidas contempladas en los Presupuestos, la dotación inicial para farmacia hospitalaria asciende a 1.212 millones de euros, lo que representa un incremento del 13,6 por ciento respecto al ejercicio anterior. “Como en ejercicios anteriores, el gasto en farmacia hospitalaria continua su evolución ascendente, provocada por la fuerte presión de los nuevos medicamentos que se están autorizando e incluyendo en la financiación pública”. Estos nuevos fármacos están destinado en su mayoría a tratamientos oncológicos y enfermedades raras.

Aguirre ha insistido en que “son unos presupuestos imprescindibles para garantizar tanto la asistencia sanitaria de los andaluces como la recuperación de la economía” y para tal fin “requieren del compromiso y apoyo de los grupos parlamentarios”.