Valencia muestra las ventajas de que los medicamentos DH se dispensen en la botica

10336

La comunidad valenciana, con sus tres colegios provinciales, (Valencia, Castellón y Alicante), han dado un paso importante en la aportación de la botica a la dispensación de medicamentos de diagnóstico hospitalario (DH). Independientemente del formato acordado con la administración valenciana, se pone en evidencia cuatro aspectos básicos:

  • Que cuando se piensa en el paciente, la proximidad de la botica respecto del hospital es un factor evidente a valorar
  • Que la farmacia comunitaria goza de la confianza necesaria por parte de todos los actores para la  dispensación de medicación DH con la responsabilidad y seguridad oportuna
  • Que la farmacia hospitalaria (FH) y la comunitaria pueden trabajar de forma conjunta en la dispensación de medicación DH
  • Que el trabajo de la farmacia comunitaria por esta actividad puede ser retribuído

Y lo ha hecho primero pilotando en Castellón la entrega de los medicamentos DH cuando en 2020 era una necesidad, durante la pandemia, que el paciente evitara el hospital.

micof-valencia-dispensacion-hospitalaria
Los presidentes de los COF de la C. valenciana junto al Conseller Miguel Minguez y el DG de Farmacia, J. María Ventura.

Retribución de la actividad

Pero la experiencia obtenida y la orientación al paciente de la dispensación han facilitado que la consellería de salut de la Generalitat  valenciana entienda que esa tarea debe ser retribuida. El reconocimiento de la aportación de la botica, y la atención farmacéutica que conlleva este convenio, es un primer paso.

Es preciso recordar que la dispensación de medicación hospitalaria por la botica se ha extendido durante estos años por las circunstancias de la pandemia. En todos los casos por la voluntad de los farmacéuticos y sin retribución. Como tantas cosas que se hacen desde la botica.

La presidenta del Consejo valenciano de Colegios de Farmacéuticos, Rosa Arnau, ha destacado a EG la necesidad y demanda de esta prestación de medicación hospitalaria. Pero lo relevante es que marca un camino: el del reconocimiento de una labor y su retribución a la farmacia. Para Jaume Giner, presidente del MICOF, es un acuerdo que permitirá desarrollar servicios y colaboraciones más allá de la dispensación.

El paciente beneficiado

Desplazarse a recoger la medicación al hospital cuesta tiempo y dinero a los pacientes. Según el estudio presentado por el CGCOF en 2021, una media de 42 km y más de dos años yendo a recoger la medicación al hospital. El World Pharmacy Council (WPC) ya reconoció la labor realizada en España con esta dispensación durante la pandemia. Resulta oportuno que la seguridad y comodidad del paciente no se tenga en cuenta sólo en pandemias.

Los pacientes no ingresados en hospital pueden ahora hacer lo que siempre se ha reclamado: acudir a la botica de su casa y recibir la medicación que se indique en cada caso.

Salida de medicamentos DH de la farmacia

Un largo listado de medicamentos DH salieron de la botica en 2010 y 2012 rumbo a la farmacia de hospital por distintas normativas. Pero desde entonces, se está produciendo un goteo de regreso a la botica por varios caminos. Desde la vuelta directa a la farmacia comunitaria por decisión administrativa, hasta la fórmula de acuerdos, pasando por el primer convenio que incluye la retribución, como el actual impulsado por los COF de Alicante, Castellón y Valencia.

Esa dispensación tiene evidentes ahorros de costes de traslado para el paciente, de tiempo y de accesibilidad que facilita el cumplimiento. Trasladar esto a una retribución adecuada para la botica es trabajar para la comodidad del paciente y desarrolla la colaboración entre la farmacia hospitalaria y la comunitaria.

Dispensación hospitalaria colaborativa

Los hospitales de la comunidad valenciana tienen un plan asistencial de atención farmacéutica telemática, dentro de las unidades de atención farmacéutica (AF) a pacientes externos. Gestionar la dispensación de los medicamentos DH que pasaron de la botica a la farmacia de hospital ocasiona una sobrecarga adicional de trabajo en la farmacia hospitalaria (FH).

En realidad, el proceso no es sencillo. La medicación que incluye el convenio valenciano en muchos casos se prepara en el propio servicio de FH de manera individualizada. Una plataforma digital permite ver, a pacientes y farmacias, la situación de un envío y su dispensación. El papel de la distribución farmacéutica es crucial, como siempre, porque facilita la custodia, transporte, seguimiento, trazabilidad y entrega. La custodia, recepción y dispensación por la botica proporciona al paciente la cercanía y consejo  habitual de su farmacia. Entre la distribución y la botica se repartirán 7,5 € por dispensación, que no es una cantidad alta, sin duda, pero es un comienzo.