Una idea absurda de Mas Madrid con el Hospital Zendal

1122

No suelo realizar valoraciones sobre programas electorales concretos más que de forma conjunta. Pero voy a hacer una excepción a propósito de las propuestas en materia sanitaria del debate que protagonizaron los candidatos y candidatas a las elecciones en Madrid del 4M.

En primer lugar, me apena y avergüenza lo pobre del discurso político en relación a sanidad. Algunos de los candidatos hablan de cosas que desconocen y, en algunos casos, no les importa demasiado, a juzgar por el escaso conocimiento que dejan entrever.

La sanidad, hay que conocerla

Lo primero es comprensible, porque no todo el mundo conoce y se entera de cómo funciona la sanidad o un hospital. Lo segundo tiene que ver con las prioridades políticas, y la sanidad no está en las prioridades de los que proponen cosas absurdas porque muestran su desconocimiento. Afirman cosas que desconocen y hacen propuestas imposibles y contraproducentes.

En segundo lugar, la afirmación de la candidata Mónica García (Más Madrid), médico especialista en medicina intensiva, de que el “Zendal no es un hospital” ha colmado mi capacidad de sorprenderme. La política tiene eso: aunque un Gobierno haga algo bien, debes criticarlo. Pero si hay gente detrás beneficiándose…entonces te inventas que “lo vas a cambiar porque eso no es lo que debería ser“.

Mentiras arriesgadas con el Zendal

Cualquier desconocedor de la sanidad puede destacar (haciendo un poco el ridículo) que el Hospital de Pandemias Enfermera Zendal no tiene quirófanos. ¿Por eso no es un hospital para la candidata de Mas Madrid Mónica García? Si esto lo dice cualquier candidato o candidata me hubiera producido cierta risa, pero viniendo de una médica, me produce estupefacción.

“¿Cuándo se enterarán los pocos críticos que quedan que el Zendal es ahora mismo la tabla de salvación de los hospitales de Madrid?”

¿Cuándo se enterarán los pocos críticos que quedan que el Zendal es ahora mismo la tabla de salvación de los hospitales de Madrid? Efectivamente, un hospital de pandemias no necesita quirófanos, porque esa no es su labor asistencial. Ignorar la utilidad real del Zendal ahora y en un futuro incierto es de una miopía que asusta.

Afortunadamente, el candidato socialista, Ángel Gabilondo, ya se ha dado cuenta del valor que aporta el Zendal a la sanidad de Madrid. Él no la desmantelará para convertirlo en un “centro de investigación” como propone Mónica García, otra propuesta absurda más. Un centro de investigación no es un edificio, es personal investigador y material para investigar, con planes y grupos expertos. Lo menos relevante es el edificio.

El Zendal tienen ahora tantos pacientes COVID-19 como 5 de los grandes hospitales de Madrid . Pregunten a estos hospitales si ven necesario el hospital Zendal o si lo prefieren cerrar.

“la lectura completa del programa electoral de Mas Madrid confirma el poco sentido común que hay en algunos planteamientos sanitarios”

El programa sanitario de Más Madrid

Pero la lectura completa del programa electoral de Mas Madrid confirma el poco sentido común que hay en algunos planteamientos sanitarios. Entre otras, crear una “compañía farmacéutica de titularidad pública que investigue, desarrolle y fabrique medicamentos”. Y puestos a adornar el país de las maravillas, que “fabrique terapias CAR-T públicas”. Sólo lo enuncio, porque explicar esto me ocuparía unas líneas más, y los lectores sacan sus propias conclusiones.

Por supuesto, no faltan las alusiones en el programa de Mas Madrid a las compras centralizadas de todo lo sanitario, olvidando el desastre del cuello de botella y la ineficiencia que eso supone. Y la mención habitual de analizar con detalle el “precio de los medicamentos atendiendo a sus costes de investigación, producción, desarrollo”.

Pues nada, que asesoren con su gran  conocimiento en evaluación económica a la DG de Cartera Común y Farmacia del ministerio de sanidad en una tarea tan “sencilla”, que creerán que se trata de sumar y restar. Es lo que ocurre cuando un problema complejo se responde de manera simple por quien no tiene ni idea.

Si esto fuera un examen de propuestas y conocimiento de la sanidad, Mas Madrid obtendría un suspenso.