Juan Pablo Ordovás
Juan Pablo Ordovás, vocal del COF de Valencia y jefe de Sección del Servicio de Farmacia del Hospital Universitario Doctor Peset (Valencia).

La Gestión en un Servicio de Farmacia Hospitalaria hace referencia, entre otros, a dos aspectos relevantes de su actividad. La Gestión Logística de los medicamentos y productos sanitarios es una función clásica y primordial y constituye la primera exigencia para cualquier Servicio de Farmacia, sea del tipo que sea. Sin embargo, desde hace años se ha venido incrementando la relevancia de la Gestión Clínica de la Farmacoterapia desde el Servicio de Farmacia.

La Gestión Logística de los medicamentos en un hospital es tremendamente compleja y multifactorial, e implica desde seleccionar los proveedores de medicamentos (mayoritariamente laboratorios farmacéuticos), pasando por organizar multitud de almacenes y botiquines diferentes en todo el ámbito del hospital (muchos de ellos automatizados) hasta preparar y hacer disponibles medicamentos reacondicionados en las ubicaciones finales lo más ready-to-use posible (jeringas precargadas para el anestesista en el quirófano, mezclas intravenosas prediluidas para la enfermera en el box de vitales de Urgencias, preparaciones de quimioterapia intravenosa individualizada para la enfermera de hospital de día, medicamentos en dosis unitarias para las enfermeras de planta de hospitalización, nutriciones parenterales, fórmulas magistrales…).

Recientemente, y claramente impulsadas por la pandemia de COVID-19, la telefarmacia y la dispensación extrahospitalaria e incluso domiciliaria de medicamentos desde los Servicios de Farmacia de los hospitales se han implantado -para quedarse- y la normativa farmacéutica se ha adaptado en este sentido. La Gestión Logística en el Servicio de Farmacia exige un esfuerzo diario colosal y una óptima gestión por procesos, y si bien actualmente los farmacéuticos de hospital disponen de sistemas de información y herramientas automatizadas que facilitan estas actividades, no hay duda que en los próximos años el mundo sanitario -y especialmente el farmacéutico- incrementará significativamente el uso de innovaciones tecnológicas (5G, robotización, inteligencia artificial…) ya disponibles en otros sectores para mejorar su eficiencia logística.

La Gestión Clínica de la Farmacoterapia en el hospital, por otra parte, exige del Servicio de Farmacia una implicación y un compromiso con el equipo asistencial y con los pacientes necesarios para mejorar uno de los retos más importantes de los sistemas sanitarios actuales: la evaluación de resultados farmacoterapéuticos en los pacientes en la práctica clínica, en el mundo real. La especialización del farmacéutico de hospital en áreas clínicas, que está consolidándose desde hace más de una década en nuestro país, tendrá un impacto enorme en la gestión de los Servicios de Farmacia de los hospitales, dado que está ligada a un concepto de vital importancia actual para la sostenibilidad de los sistemas sanitarios, cual es la eficiencia de los medicamentos.